99. Freelancer o empresa. ¿A quién elegir para desarrollar una app?

Transcripción

Cuando tienes una idea debes decidir quién la va a llevar a cabo. Esto es muy importante ya que, seguramente estés muy motivado, te juegues bastante y quieres que todo salga bien.

Evidentemente si ya tienes un proyecto, lo has pensado y ya estás imaginando cómo llevarlo a cabo, es muy importante elegir correctamente el tipo de persona que lo llevará a la luz.

Aquí, por normal general, tenemos dos opciones: un freelancer o una empresa. Ambos tienen sus pros y sus contras. Evidentemente, mi opinión está un poco condicionada, ¿Por qué negarlo? Pero, voy a intentar ser lo más objetivo posible.

De hecho, cuando voy a grabar un episodio, lo que hago es ordenar todos los puntos y mis ideas; después, acudo a internet a consultar otros blogs o recursos para ver qué dicen sobre el tema. Sobre todo, para ver si me he olvidado de algún punto importante, tengo que añadir o matizar cosas, etc.; en fin, para complementar todas mis ideas e información que quiero transmitir.

El caso es que, en esta ocasión ha ocurrido algo curioso. Cuando iba a mirar la comparación entre freelancer y empresas, he encontrado que, dependiendo de la fuente, los puntos a favor y en contra eran totalmente distintos.

Por ejemplo, si leía un blog de una empresa de desarrollo de software, me daba cuenta que mostraban muchos puntos a favor, y muy pocos en contra. Por otra parte, si me iba a una fuente contraria de algún freelancer o una persona no tan a favor de las empresas de software, me encontraba con todo lo contrario.

Todo es muy subjetivo y todo depende; esta es la conclusión a la que he llegado. Todo depende de qué empresa y qué freelancer elijas. No se pueden concretar ni generalizar ciertos puntos a favor de un lado o del otro porque depende.

Por ejemplo, en cuanto a la comunicación, había blogs que por un lado decían que esta era mejor de lado de la empresa porque el freelancer podría desaparecer de un día para otro o podría no ser tan accesible. Sin embargo, yo considero que la comunicación es mucho más fácil con un freelancer puesto que hablas directamente con la persona encargada del proyecto, y no con intermediarios.

Por tanto, no voy a indicar puntos a favor o en contra, como he hecho en otros episodios, sino que voy a comentar los principales puntos y utilizaré muchos condicionales porque depende, todo depende.

1. Coste

Por normal general, podríamos decir que las empresas tienen costes superiores por diversas razones. Una empresa está constituida por una serie de socios que quieren generar beneficios económicos, lo cual no es ningún descubrimiento.

Para ello, necesitan personal y más infraestructura que un freelancer; todo esto tiene costes que se repercuten en los proyectos. Después de que se han cubierto los costes dentro de un proyecto, se añade el beneficio que genera la empresa.

Por otra parte, un freelancer tiene menos costes fijos y seguramente, lo único que tiene que pagar es su propio sueldo que, quizás sería más alto que un trabajador de una empresa. Esto explica porque, por normal general, es más alto el presupuesto de una empresa que el de una persona individual.

Dicho esto, también puede darse el caso de que un freelancer, cobre más que una empresa; es obvio. Quizás porque su coste por hora sea elevado, por la experiencia, por sus saber-hacer, pero no es una normal que se cumpla siempre.

2. Comunicación

En proyectos de programación, es muy importante la comunicación. Es importante que sea fluida, fácil de llevarse a cabo y constante. Si la comunicación falla, es muy probable que el proyecto no salga como debería salir.

Si lo miramos desde el punto de vista de una empresa, podríamos decir que hay un inconveniente principal: la comunicación no suele ser tan directa y no hablas directamente con la persona que está in situ trabajando en tu proyecto (programador, diseñador, etc.). Te comunicas con un intermediario. Esto, hace que la comunicación sea menos fluida cuando contratas una empresa.

Por otra parte, puede ser que sea difícil contactar con un freelancer. Depende de cómo organice su tiempo y como atienda a las personas con las que trabaja. Una vez más, todo depende. Puede ser que haya empresas que tengan una comunicación perfecta, y otras que sean un caos.

De la misma manera, puede que haya freelancers con quienes sea una odisea poder contactarlos; y, otros con quienes sea muy sencillo. Quizás, en el caso de los freelancers, un punto a tener en cuenta, es elegir bien a esa persona; que hable tu idioma o uno que ambos manejen; o, que esté dentro de tu misma zona horaria.

Esto último es muy importante. Imagina que contratas a alguien que está al otro lado del mundo; alguien que está durmiendo cuando tu estás trabajando y trabajando cuando tu estás durmiendo. No es que sea algo que debas evitar a toda costa pues se puede trabajar perfectamente bien así, pero considera que la comunicación es más lenta así. No es más que un punto a tomar en cuenta a la hora de contratar un freelancer.

3. La especialización

Esto consiste en saber hacer algo en concreto; únicamente algo en concreto, pero hacerlo bien.

Esto se traduce en saber más de tu campo, estar más al día, ser más productivo, etc. Un ejemplo puede ser una empresa o freelancer que solo se dedica al desarrollo de aplicaciones móviles y nada más.

Como en todos los puntos, esto depende: puede haber empresas especializadas o freelancers especializados. Asimismo, pueden existir empresas generalistas y freelancers generalistas. En mi opinión, por norma general, la especialización es mejor que alguien generalista.

Pero claro, debes ver que encaje dentro de lo que buscas. Quizás hay ciertos momentos o proyectos en donde es mejor tratar con una empresa / freelancer generalista; que “toque muchos palos” porque lo necesitas así.

Si, por ejemplo, quieres desarrollar una sola app, sería bueno que busques una empresa / freelancer especializado en el desarrollo de apps, en vez de contactar a alguien que hace de todo: webs, apps, y programas para Windows y Mac.

En mi opinión, es mejor buscar a alguien especializado. Sin embargo, si lo que tu quieres es crear una web o app para Android y luego, una aplicación de escritorio para Windows; en este caso quizás necesites a alguien generalista.

Si lo buscas es algo concreto, un freelancer puede encajar en tus preferencias. Pero, si quieres algo más genérico que requiera muchas especializaciones, una empresa con un enfoque más general, te convenga mas ya que tendrán personal con distintos perfiles.

4. La oferta

Con este punto, me refiero a la cantidad de empresas o personas que puedes encontrar. Sería difícil decir si hay más empresas o más freelancers para desarrollar ciertos proyectos. En gran medida, dependerá de que quieras hacer y qué tecnología quieras usar.

De todas maneras, algo que quiero dejar en claro aquí, es que siempre debes estar en posesión de lo que se desarrolla, ya sea códigos de programación, herramientas, servidores, infraestructura.

Si no lo haces, lo que va a pasar es que, al cambiar de persona o empresa, tendrás que lidiar con un caos: una situación de lock in porque solo ellos tienen el código, el servidor o cierta tecnología desarrollada por ellos que no pueden modificar otros.

Esto siempre es malo. Siempre tienes que estar en posesión de lo que se haga y todo tiene que estar bien documentado para que, en caso de ser necesario, cualquier otra persona o empresa pueda cambiar el proyecto.

Nadie puede retenerte contra tu voluntad y siempre que no estés contento con lo que se hace, tienes que poder cambiarte.

5. Confianza, seguridad y calidad

Quería hablar de estos tres aspectos juntos. Podría haberlos separado, pero creo que se pueden resumir en un solo punto: la confianza es la seguridad de que esa persona / empresa va a llevar a cabo el trabajo, y lo hará bien hecho y de calidad; algo que no va a dejar a medias o entregar con mil errores.

¿Por qué todo esto en un solo punto? Porque es algo muy relativo y aunque sí puede existir la sensación de que una empresa es seria, transmite confianza y aporta calidad; muchas veces puede ser falso, en mi opinión.

Al fin y al cabo, las empresas son personas. Todos estos aspectos, van a depender de las personas que estén detrás de esa empresa.

Asimismo, en el caso de un freelancer, estos aspectos van a depender de él mismo. Si es una persona profesional, sabe lo que está haciendo y hace bien las cosas, todos estos puntos serán positivos; da igual si es una persona o freelancer.

Todo se resume en las personas y al final, tanto freelancer como empresas son personas. La diferencia fundamental es que, con el freelancer tienes un contacto más directo; mientras que, con una empresa, ves al “ente”. Sin embargo, al final, son personas.

Personalmente, yo prefiero trabajar con freelancers. Freelancers que transmiten seguridad, confianza y calidad; con quienes sé que obtendré un producto terminado de buena calidad. Es mi opinión. Creo que las personas prefieren trabajar con otras personas directamente.

6. La reputación

Este es un punto importante tanto para la empresa como para el freelancer. Ambos quieren que las cosas salgan bien para tener clientes contentos y que esto se traduzca en más clientes. A veces, puede parecer que a un freelancer le dé igual pero no es del todo así.

Imagina que encuentras a alguien que trabaja como desarrollador en una empresa y que, además, desarrolla proyectos en sus tiempos libres; o, alguien que tiene un perfil en alguna plataforma de freelancers.

En estos casos, quizás la persona puede más fácilmente abandonar un proyecto si ve que se complica o pierde las ganas de hacerlo pues al fin y al cabo no tiene mucho que perder; no tiene una gran reputación que perder.

Ahora, imagina un freelancer que lleva ya mucho tiempo trabajando como tal, con una reputación y una gran marca personal; y, que es públicamente accesible en distintos lugares. ¿De verdad crees que no le importa su reputación y, que de un día para otro va a huir?

Le importa más que a una empresa que, mañana podría cambiar su nombre y hacer lo mismo que ha venido haciendo.

Si alguien da la cara, y es transparente, seguro tiene una reputación que mantener y eso, le importa. Todo depende, puede ser empresa o puede ser freelancer.

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.

¡Suscríbete

a la newsletter!

Simple y llanamente te mantendré al día una vez al mes a través de un email con artículos o noticias de interés relacionadas con el mundo de las aplicaciones móviles. ¡Nada de spam!