95. La importancia de encontrar un buen programador

Transcripción

¿Qué quiere decir ser un buen desarrollador? Esto puede ser bastante subjetivo.. ¿Qué significa ser un desarrollador o qué cualidades debería tener un buen programador?

1. Saber hacer

Lo primero es saber hacer. Obviamente esto es un requisito indispensable. Saber sobre el tema que tratas es la regla número uno de cualquier profesional. Si estás ofreciendo un servicio, si ofreces algo, debes de saber bien lo que estás haciendo; porque al fin y al cabo te van a estar pagando por eso.

Así que es algo que se da por hecho. Debes saber lo que haces, no que seas el mejor del mundo ni el mejor de tu país, porque para empezar esto es muy subjetivo y también muy complicado; y por no ser imposible siempre va a haber alguien mejor que tú.

El caso es que tú intentes mejorar día a día y que vayas siendo mejor un día tras otro. Básicamente lo que esto significa en programación es que tienes que ser consciente de lo que estás haciendo y aplicar buenas prácticas.

Temas de testing, temas de código limpio. Y, ¿por qué esto es importante para la persona que contrata un programador? En programación esto es importante por diferentes motivos. En primer lugar, un proyecto mal programado por un programador que no sabe lo que hace, acaba siendo hasta un proyecto mal programado, básicamente no tiene futuro.

Lo que acabará pasando al final es que, si un proyecto está mal hecho, no se puede seguir escalando, no puede evolucionar. Se acabará programando otra vez de cero por otro desarrollado y al principio lo que quizás había salido barato o quizás no, pues acabará saliendo caro.

Otro punto a tener en cuenta, es que el proyecto seguramente tenga muchos más errores de lo normal. En programación los errores son normales. Es una cosa que pasa y es lo más normal del mundo. Lo que pasa es que, si un proyecto está programado, lo más seguro es que tenga muchísimos más errores de lo normal; si no se siguen unas buenas prácticas.

Y finalmente el proyecto seguramente avance más lentamente a la hora de hacer cambios, a la hora de actualizar, a la hora de cambiar cosas ya desde una vista de negocio. Si el proyecto está mal hecho, va a ser mucho más difícil cambiar cosas, cambiar las cosas más rápido o cambiar ciertas cosas.

Esto lo que va a hacer es ralentizar mucho el proyecto, mucho cada actualización que se quiera hacer y moverse rápido muchas veces es algo importante. Sobre todo en el mundo de las aplicaciones móviles. Al final todo acabará afectando a los usuarios y al negocio en sí mismo; lo complicado de esto es que todos estos puntos, quizás no se vean en el corto plazo, sino que se ven en el medio-largo plazo.

2. Buena comunicación

El segundo punto que tiene que tener un desarrollador es una buena comunicación. La comunicación es un tema importantísimo, sobre todo porque estás hablando de algo complejo. Seguramente con alguien que no tiene por qué saber y entender de ese mundo.

Así que saber explicar bien las cosas es vital. Ya sea que estés trabajando dentro de una empresa, dentro de un equipo o como freelance. Seguramente como freelance tiene un poco más de importancia.

Saber comunicar y comunicarse habitualmente es importante. No se trata de que tengas que estar disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pero sí que debes ser fácilmente accesible.

La comunicación también es importante a la hora de definir un proyecto, porque evita muchos conflictos en un futuro, cosas como, por ejemplo: qué cosas incluye un proyecto, cierto presupuesto, qué cosas no, qué cosas sí; es complejo y si no lo comunicas bien, es fácil acabar teniendo un mal entendido sobre ciertas cosas.

Otro punto serían las estimaciones y tiempos de desarrollo. Esto es algo que es complejo en sí mismo, es difícil calcular cuánto vas a tardar en hacer algo, pero es importante saber definir cómo vas a organizar un proyecto, , cuántas horas estimas que vas a tardar en hacer algo.

Simplemente tienes que ser responsable con lo que estás haciendo y saber cómo organizas tu proyecto y lo que funciona mejor para ti. Todo esto básicamente en lo que ayuda es en la comunicación.

3. Responsabilidad

El tercer punto es la responsabilidad. Un programador tiene que ser un buen programador. Tiene que ser responsable con lo que hace y aquí sobre todo a lo que me quiero referir es al tema de errores, porque los errores en programación son algo habitual. Simplemente tienes que ser responsable y saber qué errores son tuyos y cuáles no son tuyos.

Esto se traduce quizás a qué errores, pues quizás deben de ser presupuestados por otro lado, qué cosas son de esperar que tendrían que contarse como un trabajo nuevo y qué errores son culpa tuya.

Si acabas de entregar un proyecto y a la semana siguiente hay tres errores que son bastante obvios, quizás esto no es algo que debas presupuestar aparte o echarle la culpa a quien sea y tengas que ser responsable, y apoquinar con los errores que has cometido y, por lo tanto, arreglarlos sin coste alguno.

Aquí se trata más del tema del freelancing. Simplemente tienes que reconocer qué errores has cometido y son culpa tuya y qué errores no son culpa tuya del todo, y son esperables. Una vez más esto va ligado mucho con la comunicación, pero lo que hace es evitar mal entendidos entre cliente-programador en esta relación.

4. Pensar en el largo plazo

Siempre que empiezas un proyecto debes tener en cuenta qué pasará en el largo plazo. Lo más seguro es un futuro (90% de las veces) lo más seguro es que ese proyecto que tú estás programando; vaya a ser dado por otros programadores, por otros motivos, pero es lo más seguro que años vista pase eso, por lo menos si el proyecto funciona y va bien.

Aquí lo que se trata es de que cuando estás trabajando en el proyecto inicialmente, pienses en qué va a pasar en el largo plazo, qué va pasar con ese proyecto. Esto quiere decir dejar un código que sea entendible, documentado, código limpio, en fin, buenas prácticas de programación, que lo que permita es que sea fácil escalar y mantener ese mismo proyecto por otra persona.

Son tareas que quizás no te benefician a ti de forma directa, pero que como buen desarrollador debes tener en cuenta, ya que tu trabajo es el proyecto en su totalidad y no sólo los meses que tú vas a trabajar en él inicialmente.

Si quieres contratar un desarrollador es importante que esto se cumpla. Sobre todo a la hora de pensar en futuros trabajadores que vayan a heredar este proyecto, que se pueda seguir utilizando, que sea útil lo que has hecho en el pasado y que se pueda mantener a lo largo del tiempo.

Y el problema aquí es que si el programador no ha pensado en el largo plazo y solo ha pensado en ese corto plazo en su propio interés; vas a tener un problema, porque seguramente ese proyecto va a ser difícil de seguir manteniendo y evolucionarlo.

5. Estar actualizado

Estar al día, esto es básico en programación, donde las cosas cambian muchísimo y muy rápido, debes estar al día y sugerir actualizaciones o cambios en el proyecto sí es necesario. Es tu tarea como programador.

Por ejemplo si sale una nueva cosa en el sistema operativo que puede ser interesante para una app o si sale una nueva herramienta de programación, pues que mejoraría ciertas cosas; en fin, estar informado al cien por cien de lo que está pasando en tu mundo y cómo puedes aplicar esas mejoras que van saliendo.

Como persona que contrata un desarrollador, esto supone que tu app se mantenga actualizada con las últimas tendencias y también que utilice las últimas herramientas disponibles que hagan que el proyecto funcione mejor, que sea más fácil de desarrollarlo, etc.

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.

¡Suscríbete

a la newsletter!

Simple y llanamente te mantendré al día una vez al mes a través de un email con artículos o noticias de interés relacionadas con el mundo de las aplicaciones móviles. ¡Nada de spam!