77. ¿En qué consiste el mantenimiento de una aplicación móvil?

Transcripción

En algún episodio anterior, ya habíamos hablado de la importancia de las actualizaciones en las aplicaciones móviles o, en otras palabras, del porqué tenemos que actualizar nuestra aplicación móvil una vez que se publica la primera versión.

Lo que tiene que quedar claro una vez que se publica la aplicación móvil, es que el trabajo de desarrollo no acaba únicamente con la publicación de esa primera versión. En realidad, va mucho más allá, es un trabajo constante.

Una aplicación móvil, forzosamente necesita un mantenimiento porque sin él, tarde o temprano, la aplicación quedará desfasada, ya sea en cuanto a diseño, funcionalidades o que simplemente funcione mal.

Entonces, en este episodio, lo que básicamente vamos a hacer, es hablar de cómo funciona este mantenimiento, qué se tendría que hacer a la hora de mantener una aplicación móvil una vez publicada.

Corrección y control de errores

Este es uno de los puntos más importantes. Es prácticamente imposible desarrollar una aplicación perfecta desde el día 1. Cuando publicas una aplicación, evidentemente ya la probaste. Sin embargo, siempre puede haber algunas versiones de sistemas operativos o dispositivos en concreto que den algunos problemas en ciertas partes de la aplicación.

Es imposible probar la aplicación en todos los dispositivos y versiones de sistemas operativos que existen hoy en día. Por tanto, es bastante normal que siga habiendo errores aún después de haber probado la aplicación.

Esto explica porqué recibimos actualizaciones de las apps que tenemos instaladas casi semanalmente, sobre todo en las aplicaciones más grandes. De hecho, si nos fijamos en la descripción de esas actualizaciones, en el 90% de los casos siempre veremos algo relacionado con “errores corregidos”.

Es por esto, que siempre debemos estar pendientes de estos errores. Asimismo, hay que tomar en cuenta que nuevas versiones de sistemas operativos, o nuevos dispositivos pueden crear nuevos errores que antes no estaban.

Lo más importante aquí, es tener un sistema de reporte de errores que nos de acceso a un panel de control que nos permita ver en tiempo real los errores que está habiendo en la aplicación, ¿Cuántos usuarios están siendo afectados?, ¿Cuándo suceden los errores?, ¿Qué está pasando exactamente?

Es una información muy útil para los programadores, quienes podrían ver dónde, cuándo y en qué momento suceden estos errores, de tal forma que se les pueda dar una solución. De otra forma, si no tienes idea de que está mal y solo sabes que la aplicación “se cierra”, realmente esa información no le dice nada a un programador.

Sin embargo, con un panel de control que te da información interna de lo que está pasando, es mucho mejor para poder enfocar el problema y darle una solución. Por tanto, lo primero es que hay que tener un sistema de reporte de errores que nos permita ver en tiempo real los errores.

A partir de aquí, los programadores tienen que corregir, a través de las actualizaciones, los errores más relevantes. Por ejemplo, si tenemos 1 millón de usuarios y surge un error que solo le ha pasado a uno usuario, no tiene mucho sentido arreglarlo. Sin embargo, sí sería un error relevante si le estuviera pasando a 20.000 personas.

Se trata, sobre todo, de agrupar unos cuantos errores pequeños, corregirlos y generar una actualización para ellos. No se trata de generar una actualización por cada pequeño error que surge ya que esto solo molesta al usuario.

Seguramente, la herramienta más popular y conocida en el entorno de aplicaciones móviles es Crashlytics sobre todo porque ahora se ha integrado a Firebase y se llama Firebase-Crashlytics.

Lo que básicamente hay que hacer para integrar este reporte de errores, es crear una cuenta en Crashlytics e integrar el SDK. A partir de ahí, tendremos acceso a un panel de control, donde veremos toda esa información.

Así que, para los beneficios que vamos a tener después a la hora de ir corrigiendo esos errores, este trabajo inicial de integración es muy pequeño, además de ser totalmente gratuito.

Adaptarse a los nuevos sistemas operativos

Hay varias razones para justificar este punto. Una de ellas, es que a veces, cuando los sistemas operativos lanzan una versión, cambian también la forma en la que se hacen las cosas.

Imaginemos, por ejemplo, que una aplicación hace uso de la cámara. Si el sistema operativo lanza una versión y ahora decide que la cámara funcione de determinada manera para mejorar las características, nosotros tendremos que cambiar la forma en que la app hace uso de esa cámara.

Si no lo hacemos, lo mas seguro es que no funcione o lo deje de hacer en algún momento. Es por esto que en el momento en que se actualiza un sistema operativo, tenemos que revisar las funciones que estamos utilizando y nos aseguremos que son totalmente válidas para esa nueva versión. En caso de no serlo, tendremos que adaptar el código de programación.

Por otra parte, las actualizaciones de los sistemas operativos, suelen traer también nuevas funcionalidades. Un caso reciente es la inclusión de lectores de huellas dactilares en los dispositivos. Si, por ejemplo, había una aplicación que por cuestiones de seguridad requería ciertas medidas para utilizarla, la lectura de huellas dactilares es mucho mejor que poner contraseñas.

Por tanto, si vemos que, en esa nueva versión del sistema operativo, hay una característica nueva, interesante y que consideramos que puede mejorar la experiencia del usuario, podríamos considerar añadirla a la aplicación.

Asimismo, si comparamos Android y iOS con sus respectivas versiones anteriores, nos damos cuenta que visualmente son completamente diferentes. Lo mismo sucede con las aplicaciones ya que estas, no son más que una ramificación del sistema operativo, se tienen que ver más o menos de la misma forma, del mismo estilo y con el mismo diseño. Si intentas usar una aplicación antigua en una versión de sistema actual, no va a pegar nada y se verá fuera de lugar.

Por tanto, siempre hay que estar pendiente de los cambios de diseño y estilo para adaptar la aplicación para que se vea moderna y acorde con los nuevos tiempos.

Mejorar la aplicación

Otra de las cosas que también se tiene que hacer, además de añadir el reporte de errores, es incluir también un sistema de analytics que nos permita ver qué hacen los usuarios dentro de la app. Así, seremos capaces de mejorar pequeñas partes de la aplicación, con base en datos proporcionados por los mismos usuarios.

Por ejemplo, imaginemos que tenemos un log-in normal (usuario y contraseña). Podemos hacer la suposición inicial de que, si incluimos la posibilidad de ingresar con redes sociales, vamos a tener la posibilidad de conseguir más usuarios, ya que es más fácil utilizar redes sociales para este propósito.

Podemos justificar esta hipótesis al pensar que si el usuario tiene que ingresar a la aplicación con métodos tradicionales, simplemente desinstalará la app por la pereza de crear un usuario nuevo. Lo que se puede hacer, es añadir ese login con redes sociales y medir de manera precisa, lo que está pasando.

¿Hay más o hay menos registros? El caso, es que a través de analytics, podremos ir mejorando la aplicación, fijándonos en los datos reales y no en nuestras opiniones.

Añadir nuevas funcionalidades

La mayoría de las veces, las aplicaciones empiezan siempre con una versión bastante básica. A partir de aquí, se añaden, eliminan o mejoran características. El caso, es que siempre están en constante evolución.

Evidentemente, dentro del proceso del mantenimiento, están incluidas la renovación, mejoramiento y modificación de la aplicación móvil. Cada vez que queramos añadir una nueva funcionalidad, cambiar o eliminar algo, simplemente tendremos que hacer una actualización.

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.

¡Suscríbete

a la newsletter!

Simple y llanamente te mantendré al día una vez al mes a través de un email con artículos o noticias de interés relacionadas con el mundo de las aplicaciones móviles. ¡Nada de spam!