55. ¿Crear una app en Android y iOS? ¿Solo Android? ¿Solo iOS?

Quizás una de las muchas preguntas que surgen a la hora de crear una app es la de en cuántas plataformas salir inicialmente. ¿Salir en Android y iOS a la vez? ¿Solo en Android? ¿Solo en iOS?

A la hora de crear una web no tenemos este problema. Cuando creamos una web lo hacemos en un servidor. A partir de él, todos los navegadores de los usuarios se van a encargar de mostrar el contenido. Da igual que sea Chrome, Safari o Firefox. Cuando creamos una web creamos un solo proyecto.

Sin embargo esto no pasa con las aplicaciones móviles. Como ya hemos visto en otros episodios, las apps se crean para sistemas operativos. Si queremos acceder al 100% de los usuarios que usan móviles tendríamos que crear tantas aplicaciones como sistemas operativos móviles existan.

Cuota de mercado actual de sistemas operativos móviles

Por suerte no existen muchos sistemas operativos móviles. Es más, solo existen dos grandes sistemas que abarcan casi el 100% de la cuota de mercado. Android y iOS.

Fuente: Gartner

Según el estudio de mercado de Gartner, Android tiene un 86% de la cuota mientras que iOS tiene aproximadamente un 13%. Ambos sistemas suman un 99%.

¿Desarrollar para una o dos plataformas?

El primer pensamiento que se nos puede venir a la cabeza es el de salir para ambas. Podemos pensar que si no salimos en las dos, y por lo tanto no llegamos al 99% de los usuarios, nuestra aplicación va a fracasar.

Sin embargo, en muchas ocasiones quizás no sea la mejor decisión. Salir en ambas plataformas tiene también una serie de inconvenientes, que dependiendo del caso, pueden ser fatales.

1. Coste inicial

El coste de desarrollar una app para dos sistemas operativos es el doble. Se tiene que desarrollar dos proyectos independientes.

Si la aplicación se presupuestara en 5.000€ para una de las dos plataformas, el cálculo rápido y aproximado sería que costaría 10.000€ hacerlo en ambas.

2. Coste de las actualizaciones

Sobre todo en los primeros meses de vida de una aplicación, se llevan a cabo una serie de actualizaciones que tratan de poner en marcha la app. Típicamente, al exponer la app al público y a multitud de dispositivos, surgen errores que no habían podido ser detectados durante el desarrollo.

Si tenemos dos plataformas estas actualizaciones se van a multiplicar aproximadamente por dos. Distintos sistemas, distintos errores y distintas actualizaciones.

3. Tiempo de desarrollo

Es cierto que el desarrollo de una app para Android y iOS puede hacerse en paralelo. Es decir, mientras unos desarrolladores crean la versión de Android, a la misma vez, otros desarrolladores crean la versión de iOS.

De todas formas, para poder hacer esto, necesitas disponer de estos recursos humanos. Si tu aplicación va a ser creada por una única persona o un único equipo, primero tendrán que desarrollar una versión y después la otra. Esto se traduce en tardar el doble de tiempo en lanzar ambas versiones al público.

4. Esfuerzo

Desarrollar dos productos se traduce también en más esfuerzo. Esfuerzo de coordinación de equipos, de mejoras, de solución de problemas, de gestión…

Si únicamente desarrollamos la app para una plataforma el esfuerzo a dedicar será mucho menor.

Desarrollar inicialmente para una única plataforma

Obviamente, dependerá de cada caso si esto se puede hacer o no. Pero lo que quiero contar aquí es que, muchas veces es quizás mejor empezar por una única plataforma. De esta forma reduces costes, tiempo y esfuerzo inicial. Además te permiten comprobar si tu idea funciona, o si es la primera vez que entras en el mundo de las apps, te permiten ver que hay, experimentar en una sola plataforma y luego no cometer los mismos errores en la siguiente.

La idea general sería desarrollar en un solo sistema para probar, y a partir de ahí, cuando todo fuera bien y el proyecto estuviera listo para la siguiente plataforma, hacerlo.

Esto lo han hecho muchas aplicaciones, y por ponerme en un extremo de una app que actualmente esta funcionando enormemente bien, vamos a ver el caso de Instagram.

El caso de Instagram

Infografía con los primeros pasos de Instagram hasta sacar su aplicación para Android

Conclusión

A veces no tenemos porque obsesionarnos con salir en todas las plataformas para acceder al máximo numero posible de usuarios. Obviamente que si hay recursos para hacerlo se puede hacer, pero la idea de salir en una única plataforma no es tan mala como puede parecer.

Permite recudir costes, tiempos y esfuerzos iniciales además de poder experimentar con un solo sistema para luego salir en el siguiente si todo va bien. De hecho, como ya hemos visto, muchas aplicaciones que hoy en día son muy famosas, salieron inicialmente en un solo sistema y no les fue tan mal.

Como siempre sabes que puedes seguir y recomendar este podcast a través de Android y iOS. Además puedes contactar conmigo para cualquier duda o sugerencia a través de este formulario de contacto. ¡Nos escuchamos el miércoles que viene a las 8AM!