43. Cómo obtener más descargas a través del ASO

¿Qué es el ASO? ASO son las siglas de App Store Optimization, o lo que viene a ser lo mismo, optimización en tiendas de aplicaciones.

Si vienes del mundo de la web, el SEO a la web, es lo que el ASO a las aplicaciones móviles. Básicamente se trata de una serie de técnicas a aplicar para que las aplicaciones móviles se posicionen mejor en las tiendas, para que los algoritmos que se encargan de posicionar las aplicaciones nos miren con mejores ojos. Estas técnicas van enfocadas principalmente a mejorar nuestra ficha en las tiendas, es decir, esa página en Google Play o App Store donde salen el título, el icono, la descripción y todos los detalles de nuestra app.

En primer lugar el posicionamiento para salir lo más arriba posible en los resultados de búsquedas hechas en el buscador de la tienda. Un ejemplo sería una persona que busca “hoteles baratos”. Pues bien, lo que queremos mejorar es la posición dentro de esos resultados para estas palabras.

Por otro lado tenemos el tema que ya tratamos en otro episodio, los rankings. Nuestro objetivo tiene que ser estar lo más arriba posible de aquellos rankings en los que podamos estar. Por ejemplo, para una aplicación de comida a domicilio gratuita, lo que le interesaría sería estar lo más arriba posible en los rankings de la categoría de comida y seguramente también en el ranking de aplicaciones gratuitas, que básicamente son a los que podría optar.

¿Por qué es importante el ASO?

Ahora que sabemos qué es el ASO y para qué sirve, nos tenemos que hacer la siguiente pregunta. ¿Por qué es importante el ASO?

En Diciembre de 2009, es decir hace unos 8 años más o menos, cuando empezaban a emerger las apps, había en Google Play unas 16.000 aplicaciones para descargar. Teníamos unas 16.000 apps entre las cuales elegir para nuestro móvil. Pues bien, resulta que actualmente, con los datos de Septiembre de 2017 hay nada más y nada menos que más de 3.000.000 de apps.

Esto quiere decir que si quieres sacar una app y esperas que alguien te encuentre sin tu hacer nada, vas bastante mal encaminado. Tu app es como un aguja en un pajar. Si tu no mueves ni un dedo para que alguien la encuentre, tranquilo que nadie lo va a hacer por ti. Si quieres conseguir descargar para tu app tienes que hacer algo. Lo que sea, pero tienes que hacerlo.

Existen muchas maneras de promocionar una app. El tema es que todas tienen un coste. No solo coste económico, también un coste de trabajo y tiempo. El caso es, que igual que el SEO en la web, una de las mejores formas de conseguir descargas para las aplicaciones móviles es mediante el ASO. El ASO es una estrategia de marketing más para conseguir descargas y posiblemente la mejor en relación resultados, esfuerzos y coste.

Según un estudio de la empresa Tune, dedicada al análisis de datos de aplicaciones móviles, alrededor de un 50% de la gente instala una app a través del buscador de las tiendas. Otra gente lo hace basándose en lo que le ha dicho un amigo, un familiar, una review que ha visto en una web y otros métodos más. El caso es que con esto vemos que realmente el posicionamiento en las tiendas es importante ya que la mitad de la gente se basa en él para descargar una nueva app.

¿Qué objetivos tiene el ASO?

Podríamos decir que el ASO tiene dos grandes objetivos:

  • 1. Obtener más descargas a través del posicionamiento en los rankings
  • 2. Obtener más descargas a través del posicionamiento en las búsquedas

Además tendríamos tres fases en las cuales el ASO nos ayuda a actuar:

  • La búsqueda en sí. Si el usuario busca palabras relacionadas con nuestra app, tenemos que estar dentro de los resultados que aparezcan, y cuando más arriba mejor.
  • La elección. El usuario elegirá algunas apps dentro de esos resultados para ver los detalles de las mismas. Pues bien, tenemos que intentar que nos elija a nosotros.
  • La instalación. Si hemos aparecido en las búsquedas y nos ha elegido para mirar más detalles de nuestra app, lo que nos queda es que finalmente toque el deseado botón de instalar. Tenemos que convencerle que lo haga.

¿Qué podemos hacer para mejorar el ASO?

Así que, después de esta introducción a qué es el ASO y sus beneficios, vamos a ver cómo podemos aplicarlo y mejorar nuestra presencia en las tiendas para poder obtener más descargas.

1. Título

El título va a ser seguramente la primera impresión acerca de tu aplicación. Aunque muchas veces no se pueden hacer muchos cambios aquí, hay que intentar tener en cuenta algunas cosas.

Lo primero es intentar mantener lo que viene a ser el branding de tu app, el nombre en sí, lo más corto posible, ya que los títulos tienen un límite bajo de caracteres. Corto y fácil de pronunciar. De esta manera conseguiremos dos cosas:

Por un lado, que sea más fácil hablar de tu app. Si es un nombre impronunciable es más difícil de transmitir la información, en cambio si es algo sencillo puede ser más fácil hablar de ello. Obviamente aquí hay miles de excepciones como por ejemplo Wallapop. Pero como todos los consejos que iremos viendo aquí, son interpretables, son eso, consejos. No son guías incuestionables e irrefutables ni mucho menos.

Por otro lado, si mantienes el nombre de tu app corto podrás añadir al lado algunas palabras clave que ayuden a entender mejor de qué trata tu app. Me explico con algunos ejemplos reales que he visto en Google Play:

  • Badi – Compartir Piso
  • LetGo – Cosas de segunda mano
  • eBay: Compra, vende y descubre las mejores ofertas

Como puedes ver, estas apps tienen ciertas palabras más genéricas en su título después del nombre. Estas palabras básicamente son palabras clave para las cuales ellos quieren aparecer lo más arriba posible cuando alguien busque eso.

Esto ayuda al posicionamiento en las búsquedas de esas palabras y sus sinónimos. De hecho, un estudio de la misma web anterior muestra como las aplicaciones que incluían palabras clave en su título tenían un posicionamiento un 10% superior en comparación a las apps que no las tenían.

2.Nombre del paquete

Seguramente antes tengamos que definir qué es el nombre del paquete de la aplicación porque es un concepto más técnico.

El nombre del paquete es un identificador único para la app dentro de las tiendas. Así como los dominios lo son para la web, los paquetes lo son para las apps. Para entendernos, el dominio de una web es por ejemplo diegolaballos.com, o google.es. Pues bien, las apps también tienen algo parecido y normalmente siguen un patrón inverso a las webs. Por ejemplo el paquete de una app que comentaba antes, la de Badi es es.inmovens.badi

El caso es que es un identificador. Y seguramente te preguntarás ¿qué tiene que ver esto con el posicionamiento? Pues bien, si tienes un móvil cerca, busca en la tienda de aplicaciones la palabra Zara.

Seguramente la primera opción será la app de la marca de ropa Zara y si vas bajando encuentres más aplicaciones seguramente relacionadas con el mundo de la moda. Hasta aquí todo tiene su sentido. Pero si sigues bajando un poco más, de repente te vas a encontrar al juego de Super Mario Run. Esto ya es más sorprendente. ¿Por qué pasa esto?

Pues bien, tiene cierta lógica si vamos a mirar el nombre del paquete de Super Mario Run. El identificador de la app es com.nintendo.zara. La verdad, desconozco porque le pusieron este nombre, supongo que para ellos tendrá su sentido, pero el caso es ver como esta tontería tiene su efecto en el posicionamiento. Super Mario Run, por una simple palabra en el nombre del paquete, aparece en los resultados de Zara cuando no tiene nada que ver.

Dicho esto, tampoco quiere decir que nos tengamos que volver locos a poner palabras clave en el identificador y acabar con identificadores como com.buscar.hoteles.baratos porque no, no queda bien, y no sé hasta que punto las tiendas podrían interpretar esto como un intento de fraude y penalizarnos. Pero sí que quizás algo como com.nombredelapp.hoteles no haría daño.

3. Icono

Para mí es quizás uno de los puntos más simples sobre los que actuar y uno de los que más importancia tiene.

Una vez apareces dentro de los resultados de una búsqueda no tienes todo ganado. De hecho, cuando alguien hace una búsqueda le van a aparecer una lista de resultados, entre las cuales con suerte, estará la nuestra.

El caso es que, la primera decisión del usuario es elegir qué app seleccionar para ver más detalles y decidir si instalarla o no. Pues bien, en este punto el icono juega un gran papel. Es el punto donde los usuarios van a poner la vista primero junto al título.

El icono es un recurso gráfico que da mucho juego. Tienes que procurar que el icono diga algo, transmita algo acerca de tu app. Que haga intuir de qué va. A no ser claro, que tengas una gran marca y no haga falta hacerlo.

Lo que sí que tendrías que tener es un icono bonito y moderno. Intentar que resalta sobre los otros. Que sea algo un poco diferente. Si toda tu competencia tiene un mismo estilo, quizás es mejor cambiar y hacer otra cosa que resalte más.

Otra cosa a tener en cuenta es procurar que sea lo más simple posible. Piensa que es un icono pequeño en una pantalla pequeña, en un móvil. No incluyas diseños complejos o mucho texto porque no se va a apreciar. De hecho, cuantos más detalles añadas menos bonito se va a ver en móviles.

Y sobre todo, no intentes adivinar qué diseño es mejor o peor basándote en tu única opinión. Utiliza herramientas que te permitan obtener datos más reales como el A/B Testing. Este tema del A/B Testing lo dejo aquí porque quiero tratarlo en otro episodio que seguramente será el siguiente.

En resumen, si tu app tiene un icono bonito y atractivo conseguirás tener más posibilidades de que la gente te elija a la hora de ver toda una lista de apps en los resultados.

4. Descripción y palabras clave

Básicamente aquí tendríamos que tener en cuenta dos cosas:

La primera es explicar tu app de forma clara, sencilla y rápida al usuario. Siempre piensa primero en la persona que va a ver la app y quiere saber de qué va. La gente no se está media hora leyendo descripciones de las apps sino todo lo contrario. Miramos por encima y ya está. Pues bien, en ese corto periodo de tiempo, en el que el usuario va a decidir si instalar o no tu app, tienes que convencerle.

Explica en las primeras líneas rápidamente de qué va tu app y en qué le puede ayudar o para qué le puede servir. Deja los detalles para más adelante donde te puedes extender lo que quieras. El caso es que no te enrolles al principio.

Haz que se fácilmente escaneable. Como todos sabemos, en internet y en los móviles no leemos, escaneamos. Echamos un vistazo por arriba a lo que nos llama la atención y ya está. Así que utiliza negritas, iconos, indicadores, párrafos cortos… Cosas que permitan obtener una visión rápida de todo lo que explicas.

El segundo punto a tener en cuenta son las palabras clave. El ASO trata de seducir tanto al usuario como a los algoritmos de posicionamiento. Así que si en el primer punto nos enfocamos más al usuario, en este segundo toca enfocarnos al algoritmo, al buscador.

Los algoritmos de búsqueda cada vez son más inteligentes, pero al fin y al cabo no son más que programas. Tienes que ayudarles a hacerles ver de qué va tu app y estos programas son sobretodo buenos en entender texto.

Si tienes una app de, por ejemplo, compra venta de productos de segunda mano y en tu descripción no mencionas ni una vez estas palabras, ¿qué esperas que piense el algoritmo de ti? Le será mucho más complicado entender de qué va tu app y por lo tanto posicionarla en las búsquedas adecuadas.

Así que se trata de ponérselo fácil al buscador. Intenta añadir esas palabras clave que te definan mejor varias veces dentro de la descripción de tu app. Ahora bien, intenta hacerlo de forma natural. Utiliza sinónimos y no uses tropecientas mil veces la misma palabra sin sentido. Se trata de ayudar al algoritmo, no de intentar engañarlo. Básicamente porque los algoritmos también son buenos en saber cuándo les estás intentando engañar y te van a penalizar.

Así que en resumen, intenta que la descripción se fácil de leer para el usuario y fácil de interpretar para el algoritmo.

5. Capturas de pantalla y video

Ambos aparecen una vez el usuario entra a ver los detalles de la app y juegan un rol muy importante en el paso de convencer al usuario de que se instale nuestra app.

El video, a día de hoy, es opcional en ambas tiendas, tanto en Google Play como App Store. De todas formas, si puedes hacerlo, hazlo. Siempre ayuda a convencer al usuario ver en un video corto de 20-30 segundos.

Por otro lado, las capturas de pantalla son obligatorias. Lo que deberías de hacer es poner las partes más importantes de tu app entre las primeras capturas. Al fin y al cabo serán las que inicialmente verá el usuario. Luego podrá hacer scroll y mirarlas todas, pero las primeras son las más importantes y donde se tendría que ver la parte principal de tu app.

También tendrías que añadir el máximo de capturas posibles para dar cuantos más detalles mejor. Una imagen vale más que mil palabras y 5 imágenes valen más que dos. Además deberías enseñar capturas de pantalla para diferentes dispositivos como móviles y tablets, sobre todo si tu aplicación se adapta a estos distintos tamaños. El usuario verá las capturas correspondientes al dispositivo en el cual está. Si está en una tablet verá las de la tablet, pero si está en una tablet y tu únicamente tienes capturas de la versión móvil, va a ver esas. Siempre es mejor que vea la aplicación tal y como la verá en su dispositivo.

El diseño también es un factor decisivo aquí. Hay una diferencia enorme entre una simple captura de pantalla a una captura de pantalla, podríamos decir que, tuneada. Por ejemplo colocándola dentro de un móvil, o en una situación real, con texto decorativo que explique qué hace…

Si tuvieras una app que te dijera si un producto del supermercado lleva o no gluten, estaría bien que la primera captura fuera una imagen de una persona utilizando la app. Luego debajo podrías añadir un texto del estilo “Escanea rápidamente los productos”.

Como decía al principio, estos recursos gráficos van a decidir en gran parte si el usuario finalmente instale o no la app. El hecho de que lleguen hasta la página de tu app, el hecho de que te elijan entre esa lista de resultados inicial, no quiere decir que la vayan a instalar. Según datos de la web AppTentive, menos de 1 de cada 3 vistas de la página de la app llevan finalmente a una descarga en el caso de las apps gratuitas. En el caso de las de pago solo 1 de cada 10 visitas la hace.

6. Localización de la ficha

¿Qué es esto? Básicamente adaptar la ficha de tu aplicación, la página de tu app, a cada país.

El gran punto dentro de la localización es la traducción. Si traduces tu app a varios idiomas será más fácil que te encuentren más usuarios. No toda la gente habla inglés. Si tu app está traducida en distintos idiomas llegarás a más gente.

Ahora bien, si vas a traducir hazlo bien. No vayas a utilizar únicamente Google Translate porque, en según que casos, es una chapuza. Al final si utilizas Google Translate el resultado puede ser peor y parecer poco profesional. Así que, si te lo puedes permitir, utiliza un servicio profesional de traducción.

Pero la localización no solo queda ahí. Se puede ir un paso más allá del texto y cambiar también los recursos gráficos. Diferentes culturas, diferentes países actúan distinto ante diferentes imágenes o colores. Quizás lo que funciona aquí en España no funcione en Finlandia.

Google tiene por uno de sus blogs una página donde habla de casos de éxitos en este punto. Explica como varias apps consiguieron mejorar sus resultados a través de localizar su ficha en Google Play. Por ejemplo, se cuenta el caso de un juego llamado Zombie Ragdoll que gracias a localizar su app en 20 idiomas consiguieron obtener un 80% más de descargas en países de habla no inglesa, que era el único idioma que tenían al principio.

7. Descargas

Las descargas es una cosa que quedan fuera de nuestro control. No podemos apretar un botón mágico que nos dé más descargas. Ojalá lo hubiera.

Todo lo que podemos hacer para conseguir nuevas descargas requiere de otras técnicas de marketing como por ejemplo anuncios de pago. Pero claro, entonces eso ya no sería ASO y es precisamente lo que estamos tratando aquí.

Así que, ¿por qué lo comento?. Bueno, básicamente para una cosa que yo creo que no se debería hacer, y es comprar descargas.

Sí, existen páginas que te ofrecen packs de descargas para tu app. Se trata de tú les contactas, les dices que quieres 100 descargas por ejemplo para tu app, les pagas x€ por descarga y ellos te las ofrecen en tantos días.

Quitando posibles fraudes, que los habrá seguro que no te ofrezcan finalmente las descargas, aunque esto sea real, tiene un gran problema. Esto va en contra de las políticas tanto de Google Play como App Store.

Aunque seguramente dirás, bueno, me da igual mientras no se enteren. Es imposible que lo sepan. Pero, yo hasta cierto punto no estaría tan seguro de que no lo sepan.

Piensa una cosa. ¿Cómo hacen estas empresas para ofrecer las instalaciones? Seguramente tengan emuladores o dispositivos que únicamente se dedican a instalar apps. Instalar, desinstalar. Así todo el día. No son usuarios reales que hacen un uso real de las apps y precisamente Google y Apple saben lo que pasa en esos dispositivos.

Si ven que un dispositivo solo hace que instalar y desinstalar apps, no las usa, simplemente no lo van a contar para su algoritmo. Por lo menos eso sería lo que haría yo en mi opinión.

No digo que te vaya a afectar negativamente. Porque claro, si afectara negativamente, yo ahora podría ir a la app de la competencia y le empezar a comprar descargas a punta pala para que les baje el ranking. No sería justo. Ellos pueden saber que una descarga no es real, pero no pueden saber quien la ha encargado. Pero una cosa está clara, estarías tirando el dinero. Pagarías por unas descargas que no te van a ayudar a posicionar mejor.

8. Ratings y reviews

Las ratings y las reviews, las opiniones y las puntuaciones. Es el feedback de los propios usuarios. Juegan un papel fundamental tanto de cara al algoritmo como a los propios usuarios.

El algoritmo simplemente verá que una una app es mejor o peor para los usuarios y lo tendrá en cuenta en el posicionamiento. Y por otro lado, los usuarios, cuando vayan a la página de la app, seguramente quieran mirar qué opinan otras personas que ya la han probado. Así que seguramente lo tendrán en cuenta para su decisión de instalar o no finalmente la aplicación.

Dicho esto, puede parecer que es algo en lo que nosotros no podemos intervenir como por ejemplo con las descargas. Pero no es del todo así.

En primer lugar debemos evitar lo que comentaba en el punto de las descargas. También se pueden comprar opiniones y puntuaciones, y por lo mismo que explicaba ahí, deberíamos no hacerlo.

En segundo lugar, no podemos obligar al usuarios a puntuar nuestra app pero sí que podemos preguntarles que lo hagan. ¿Cómo? A través de nuestra app. Cuando el usuario esté dentro de ella.

Seguramente lo hayas visto en alguna aplicación que utilices. Básicamente te suelen preguntar si quieres puntuar la app en la tienda y que estarían muy agradecidos.

El caso aquí es saber cómo y cuándo preguntarle. No vayas a lanzarle un popup la primera vez que abra la aplicación preguntándole si le ha gustado o no, porque no tiene mucho sentido. Por ejemplo, aprovecha lugares donde sabes que el usuario ha tenido una buena experiencia y ya sabes en cierto modo que le gusta. En un juego, un buen momento para hacerlo, sería cuando consigue pasarse un nivel complicado.

9. User engagement

Finalmente el último punto es el user engagement, o lo que viene a ser lo mismo, el uso que el usuario hace de tu app.

Ya lo comentaba en el punto de las descargas. Tanto Google como Apple tienen mucha información de cómo se usan las apps. Esto básicamente les permite conocer qué está pasando exactamente con tu app, cuánto se utiliza y sin duda esta información es oro para saber, para averiguar, si tu app debe estar por encima de otras en el posicionamiento o no.

Así que tienes que intentar que los usuarios usen tu app lo máximo posible. Y sí, sé que suena obvio. Obviamente quieres que usen tu app. Pero por ejemplo podrías tratar de reactivar a esos usuarios que hace tiempo que no entran a tu app. Que la tienen ahí instalada pero que no la abren. Tratar de reengancharlos. Por ejemplo, puedes utilizar las notificaciones.

Si un usuario hace tiempo que no entra a tu app, puedes recordarle que sigues ahí mediante alguna notificación de valor. Y ojo, digo una notificación de valor que le pueda aportar algo. Las notificaciones son sin duda un gran poder en las aplicaciones móviles, y todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Esto quiere decir que también puede dar para un capítulo entero básicamente 🙂

Conclusión

Así que hasta aquí el episodio de hoy. El ASO son todas aquellas técnicas que nos pueden permitir posicionar nuestra app mejor en las tiendas de aplicaciones de cara al usuario y a los algoritmos de búsqueda. Conseguir que nuestra app sea más visible y más atractiva para instalarla.

Al fin y al cabo se trata de conseguir más descargas. Descargas orgánicas que no tengan un alto coste como tendrían otros métodos de marketing. El título, el nombre del paquete, el icono, las capturas de pantalla, las descripciones o las opiniones son puntos en los cuales podemos actuar para mejorar el posicionamiento.

Como siempre sabes que puedes escuchar y recomendar este podcast a través de las plataformas como iTunes y iVoox. También puedes contactar conmigo a través de mi formulario de contacto para cualquier duda, sugerencia o proyecto. ¡Nos escuchamos el miércoles que viene a las 8AM!