18. ¿Android o iOS? ¿Qué sistema es mejor?

Transcripción

Empecemos con Android y iOS a nivel de usuario. Esto, es una decisión bastante más personal y subjetiva; y, depende de la opinión de cada uno. De todos modos, tal y como dice Alberto (quién recomendó el tema), ambos tienen cosas buenas y malas. Exactamente pasa lo mismo desde la perspectiva de alguien que quiere lanzar una app.

Android tiene aspectos en los cuales es mejor que iOS, y lo mismo pasa al revés. Al fin y al cabo, si hubiera un sistema mejor que otro, se comería a todo el mercado y acabaríamos con un solo sistema. La verdad ya hace unos años que conviven juntos y no pasa esto.

Así que, el tema general del capítulo, es que simplemente no hay un sistema mejor; simplemente, habrá un sistema mejor en función de las necesidades u objetivos de cada quien: ya sea una persona que se quiere comprar un móvil o desde la perspectiva de alguien que quiere lanzar un proyecto.

Cosas buenas y malas de iOS

A nivel de usuario, yo he probado ambos. Actualmente tengo Android, pero también he tenido iOS. Si tuviera que decir las cosas buenas de iOS, diría que es un sistema simple, minimalista. Asimismo, es muy sencillo de utilizar y funciona muy bien ya que los dispositivos que llevan iOS, son de gama alta (quitando alguna versión del iPad mini, que es más simple), por lo que es normal que funcione bien y rápido.

En cuanto a las cosas malas de iOS, está que no es muy personalizable y no tiene tantas opciones. Con respecto al tema iTunes (música, videos, imágenes, etc.) no es lo mejor; yo odio iTunes personalmente. En general, es un sistema bastante cerrado; es lo que te dan ellos y ya está, solo Apple.

Cosas buenas y malas de Android

Por el otro lado, entre las cosas buenas de Android, está lo contrario: es un sistema más abierto, con muchas más opciones, y tiene muchos dispositivos entre los cuales elegir porque hay muchos fabricantes.

Con respecto a las cosas malas, dependiendo del fabricante que elijas, a veces no acaba de funcionar todo lo bien que debería. Pero claro, esto no es una cosa del sistema operativo; es más del fabricante. Así que, en general, me parece mejor el sistema operativo Android; pero es mi opinión personal.

Visto esto a nivel de usuario en general que como digo, es bastante subjetivo y depende de cada quien, vamos a ver desde el punto de vista de crear una app, ¿Qué pasa? En muchos casos, cuando se quiere realizar y lanzar una app, se puede hacer en más de un solo sistema, ya sea para ahorrar costos o porque realmente se necesita en un solo sistema, etc. El caso, es ver qué sistema es más interesante inicialmente.

Cantidad de usuarios

Aquí no es ningún secreto que Android se lleva la palma; tiene muchísimos más usuarios que iOS. Esto, viene muy marcado por el hecho de que hay muchos dispositivos Android, muchos diseños y precios distintos, lo que hace que hace que haya más gente con Android que iOS.

Cuando vamos a una tienda de móviles, vemos que de cada 50 hay 10 o incluso 5, que son iOS, y los demás son Android (y algún Windows Phone por ahí marginado) y ya está. Si vamos a mirar estadísticas reales y serias, y no opiniones, según un estudio de Gartner, actualmente la proporción de Android con respecto a iOS se sitúa en un 86% de móviles Android, por un 13% de iOS. Más o menos, 8 de cada 10 móviles son Android; y 1 de cada 10 son iOS.

Si miramos otra estadística, esta vez de AppAnnie, una web que también hace estudios de mercado de aplicaciones móviles, vemos que, en Google Play, se producen el doble de descargas a nivel general que en iOS.

En el punto de la cantidad de usuarios, la conclusión es, que, si tu app tiene que llegar al máximo número de personas, una buena elección sería Android. Sin embargo, como iremos viendo quizás hay otros puntos que puedan interesar más, además de la cantidad de usuarios.

Monetización

Este es otro punto interesante a la hora de crear una app. Saber qué usuarios son más propensos a pagar por algo, dentro del ecosistema móvil. Aquí se produce un dato contradictorio con la cantidad de usuarios, pero veremos que puede tener sentido: mientras que en Android se producen el doble de descargas que, en iOS, en este último se ingresa el doble que en aquel. Esto no lo digo yo sino un estudio de App Annie.

Lo normal es que, si lanzamos una app y miramos las estadísticas a nivel general, lo normal es que nuestra app para Android, tuviera el doble de descargas que iOS. Sin embargo, tendríamos el doble de ingresos en iOS que en Android.

Si lo pensamos un poco, puede llegar a tener sentido. Tenemos que pensar que ahora mismo, si tu te vas a comprar un móvil Android, puedes encontrarlos desde 50-900 euros (no sé ahora mismo cual es el más caro). En cambio, si nos vamos a iOS, estamos obligados a comprar el IPhone, cuyo último modelo, se sitúa a partir de 750 euros.

Mirando esto, podemos sacar la conclusión general, que la gente que tiene iOS puede tener un poder adquisitivo más alto y, por lo tanto, estar dispuesta a pagar más. En conclusión, atendiendo a las estadísticas generales, lo normal es que ingresemos más dinero en una app de iOS que en la de Android.

Coste y desarrollo de mantenimiento

Con esto, me refiero al coste de desarrollo de la aplicación, y del mantenimiento que hay que hacerle. Yo diría desde mi experiencia, que el costo de desarrollo en ambos sistemas, es bastante parecido. Al fin y al cabo, son dispositivos móviles que son muy parecidos, aunque tienen algunas son muy distintas a la hora de desarrollarlas.

Sin embargo, si me la tuviera que jugar a decir cual puede costar más dinero y llevar más tiempo, yo diría que Android. Aquí existe un problema derivado del hecho de que la compañía que le da mantenimiento a este, no es la misma que el fabricante. Es decir, tenemos muchos fabricantes, por un lado, y por otro, una única compañía que fabrica el software. Por lo tanto, hay un poco de lío aquí; no está tan coordinado como Apple que fabrica su propio software y hardware.

Con esto, quiero decir que existe una fragmentación bastante grande en Android. En otras palabras, nos podemos encontrar con muchos dispositivos y cada uno, con versiones del sistema diferentes. Mientras que, en iOS, para hacer una app, tenemos que tener en cuenta el iPhone y sus dos o tres últimos modelos, en Android tenemos que considerar muchos más dispositivos y sistemas.

Además, el 90% de los usuarios de iOS suelen estar en la última versión del sistema operativo; mientras que, en Android, no pasa eso ni mucho menos. Este punto, afecta bastante al desarrollo porque tienes que tener en cuenta muchas más versiones, muchas más cosas que pueden pasar, muchos más fallos que se pueden producir, etc.

Para concluir esta parte, el tiempo y coste de desarrollo será más o menos igual pero quizás, Android sea un poquito más costoso y lleve más tiempo el desarrollo.

Datos demográficos

Hemos estado comentando el tema de la cantidad de usuarios, pero lo que no hemos dicho, es que esta proporción, obviamente no es la misma según la región que estemos mirando. Si nuestra app es para un país en concreto, un dato bastante interesante sería la proporción exacta que existe en ese país o región; me refiero a la proporción Android – iOS.

Por ejemplo, yo he encontrado un estudio a nivel de continente, bastante general, donde se ve la proporción de Android con iOS (también sale Windows Phone que, es bastante ridículo el porcentaje que tiene, pero sale).

Por ejemplo, en Asia, existe un 71% de Android, por un 27% de iOS; en Norteamérica un 46% de Android por un 52% de iOS.

Como vemos, en Norteamérica se igual bastante e incluso iOS supera un poquito a Android. En Europa, 62% Android y Windows Phone 34%. En Sudamérica, 80% Android y 16% iOS; aquí Android gana de calle. En África, más o menos lo mismo, 74% Android y 11% iOS. Finalmente, Oceanía con 41% Android y 58% iOS.

En resumen, podríamos decir que, en países desarrollados o pioneros en el mundo de la tecnología, la proporción se ajusta un poco más. Incluso iOS puede llegar a superar a Android, por lo menos eso indica este estudio que he visto. Probablemente, en otro, los datos difieran, pero no deberían ser muy diferente. Sin embargo, en el resto de continentes, Android arrasa directamente. Por ejemplo, Sudamérica, África e incluso Asia.

Tablets

Esto era algo de lo que no me quería olvidar: el mercado de las tabletas. SI vamos a crear una app que sea principalmente para tabletas, como una app de lectura o una app que requiere de una pantalla más grande, por ejemplo, de videos. En general, un proyecto donde las tabletas tengan más importancia.

Tenemos que saber que aquí, iOS arrasa, es el ganador. Si miramos las principales tabletas que se utilizan, entre las 10 primeras tabletas utilizadas, aparece un modelo del iPad siete veces. Así que, si nuestra app va muy enfocada en tabletas, quizás sería buena idea empezar por iOS.

Aplicaciones de gestión empresarial interna

¿A qué me refiero con esto? Por ejemplo, las aplicaciones que llevan los repartidores de paquetería. Normalmente, cuando llegan a casa y te entregan un paquete, vienen con un dispositivo móvil, escanean el código de barras del paquete y te hacen firmar en este dispositivo.

Pues bien, esa es una aplicación que utiliza la empresa para su gestión interna. Son aplicaciones privadas no disponibles al público, que simplemente se utilizan a nivel interno para gestionar.

En este caso, pensemos lo siguiente: imagina que eres el dueño de una empresa de paquetería / correos, y quieres implementar una aplicación para acelerar todo el proceso de entrega, de gestión de paquetes, su ubicación, etc.

Claro, tienes que encargar una aplicación, pero, también vas a tener que comprar dispositivos. Imagina que tienes 100 trabajadores y vas a necesitar 100 dispositivos, ¿Qué harías?, ¿Comprar 100 iPhone de 800 euros y gastarte en total 8000 euros, más los posibles gastos de reparación o perdida? O, ¿comprar 100 Android de 100 euros, que en total te saldría en 1000 euros?

Aquí, la diferencia es bastante abismal. Si nos fijamos, es muy raro que una empresa de gestión interna utilice iPhone; que venga un repartidor te gestione ese pedido, haga el escaneo de código de barras y te haga firmar en un iPhone. Lo más normal es que tenga un Android u otro sistema.

Aquí, el hecho de tener muchos fabricantes y dispositivos distintos y muchos rangos de precios, es claramente un punto diferencial. Así que, si quieres hacer una aplicación de gestión interna, sin duda yo elegiría Android.

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.

¡Suscríbete

a la newsletter!

Simple y llanamente te mantendré al día una vez al mes a través de un email con artículos o noticias de interés relacionadas con el mundo de las aplicaciones móviles. ¡Nada de spam!