¿Cuántas descargas puede tener una aplicación?

¿Cuántas descargas puede tener una aplicación móvil? Sin duda esta es una de las preguntas clave a la que todo el mundo le gustaría tener respuesta antes de decidirse a crear una app.

Tener una previsión de usuarios es, en muchos casos, vital para saber si realmente la inversión en el desarrollo de una app es o no rentable. Si supiéramos cuántos usuarios va a tener nuestra aplicación móvil sería relativamente sencillo calcular una previsión de ingresos, y por lo tanto, valorar si vale o no la pena crear esa aplicación.

Pues bien, tengo una mala y una buena noticia.

La mala es que no hay ninguna forma segura de saber cuántas descargas se pueden conseguir con una aplicación móvil. Es simplemente imposible dar una cifra concreta. Si lo hiciera estaría mintiendo. Hay demasiadas variables que pueden influir en el número de usuarios que puede llegar a conseguir una app.

La buena noticia es que, aunque no podamos conseguir una cifra concreta de descargas, sí que podemos tratar de obtener algunas aproximaciones basándonos en datos existentes. No será una cifra concreta pero sí que nos podrá dar una idea inicial de cuántos usuarios podríamos llegar a tener con nuestra idea.

La competitividad del mercado móvil

Antes de empezar a ver los diferentes métodos que tenemos para poder calcular el número de descargas que podríamos tener con nuestra aplicación móvil, déjame que veamos antes la evolución brutal que ha sufrido este sector.

Fuente : Statista

El gráfico anterior representa el número de aplicaciones disponibles solo en Google Play. A estos números habría que sumarle las aplicaciones disponibles en App Store, que seguramente sería muy parecido.

De todas formas únicamente viendo los datos de Google Play, la tienda de aplicaciones de Android, ya nos sirve para ver el crecimiento exponencial que las aplicaciones han ido teniendo año tras año.

Sí que es cierto que hay una pequeña caída a finales de 2018, pero eso está relacionado con una limpieza más intensa que Google llevó a cabo para evitar aplicaciones no deseadas que contenían malware u otro contenido inapropiado.

Bien, hace años cuando empecé en el mundo de las aplicaciones móviles, alrededor del 2013, la competencia no era ni mucho menos tan alta. El mero hecho de estar en estas tiendas de aplicaciones ya era un canal de promoción en sí mismo.

Al haber relativamente pocas aplicaciones era más sencillo que te encontraran. Seguramente había pocas opciones entre las que elegir para la búsqueda que el usuario estaba haciendo. Era relativamente sencillo que una aplicación consiguiera entre 100 y 1000 descargas al día en cuestión de un par de meses sin necesidad de promocionar la aplicación.

¿Por qué te cuento esto? Supongo que viendo el gráfico anterior ya te habrás hecho una idea de por donde voy. Hoy en día la competitividad en el mundo de las aplicaciones móviles es muy grande y esta previsión de descargas ya no es ni mucho menos así.

Esto es super importante tenerlo en cuenta. No podemos dar por hecho que por publicar una app en Google Play y App Store nos van a empezar a llover los usuarios. ¡Ni mucho menos!

Como veremos más adelante sí que podemos esperar ciertas descargas orgánicas que lleguen sin necesidad de promocionar la aplicación. Ahora bien, si no existe un plan de marketing, un plan para promocionar y dar a conocer nuestra app, lo más probable es que el número descargas sea insignificante y oscile entre 0 y 5 diarias. 

También cabe la posibilidad de que sin necesidad de marketing, nuestra aplicación se posicionara bien y empezara a tener una gran cantidad de descargas por si sola. De la mismo forma que también mañana me podría tocar la lotería. No tener un plan para promocionar nuestra aplicación es dejar todo en manos de la suerte. Así que personalmente recomendaría pensar en cómo promocionar nuestra aplicación desde el día cero.

Como hemos visto en el mercado de las aplicaciones móviles no hay un problema de público, la gente está ahí. Hoy en día más del 90% de la gente tiene móvil. Ahora bien, tenemos que tener en cuenta que tenemos que competir con muchas otras aplicaciones.

¿Cómo podemos obtener descargas para una aplicación?

Si queremos calcular una previsión de cuántas descargas puede tener nuestra aplicación, lo primero que debemos saber es cómo pueden llegar los usuarios a descargarla. En otras palabras, tenemos que saber cómo podemos obtener usuarios para nuestra app.

Podríamos categorizar las descargas de una aplicación móvil en dos grandes categorías : descargas orgánicas y descargas incentivadas.

Por un lado la descarga orgánica consiste en que el usuario nos encuentra por sí mismo sin necesidad de que nosotros intervengamos. Por otro lado, la descarga incentivada consiste en que somos nosotros los que le damos a conocer la aplicación al usuario. Para entendernos, aunque hablaremos de ambas categorías ahora mismo, vamos a ver un ejemplo de cada caso.

Una descarga orgánica puede ser un usuario que está buscando en Google Play una aplicación para salir a correr y que, después de hacer una búsqueda de “aplicaciones para ir a correr”, encuentra nuestra app y la descarga.

En cuanto a la descarga incentivada, podría ser el caso de un usuario que se encuentra en Facebook y que de repente encuentra un anuncio de nuestra aplicación, le interesa y la descarga.

Como vemos hay una diferencia bastante clara entre ambas. En el primer caso el usuario llega a nosotros, mientras que en el segundo caso somos nosotros quien vamos a buscarle.

¿Por qué es importante esto? La forma en la que podemos calcular el posible número de usuarios que podría tener nuestra aplicación será distinta en función de estas categorías. Además nunca está de más saber un poco más sobre cómo funciona el mundo de las aplicación móviles.

¿Cómo funcionan las descargas orgánicas?

Como comentábamos antes, la descarga orgánica consiste en que el usuario nos encuentra en la tienda de aplicaciones sin necesidad de que nosotros intervengamos en ese momento de forma activa. Esto puede pasar básicamente de tres formas.

En primer lugar el usuario nos puede encontrar a través de una búsqueda por palabras relacionadas con nuestra aplicación. Un ejemplo sería un usuario que busca “app de mensajería” en Google Play o App Store y encuentra Whatsapp.

En segundo lugar la gente nos podrá econtrar a través de los rankings de las tiendas de aplicaciones. Como seguramente ya sabrás, tanto Google Play como App Store, tienen distintos rankings de aplicaciones como por ejemplo, las mejores app gratuitas o las mejores apps de deporte. Si conseguimos aparecer en ellos, cabe la posibilidad que mucha gente nos descubra ahí cuando echen un vistazo a estos rankings.

Finalmente, otro método mediante el cual los usuarios pueden encontrarnos de forma orgánica es a través del contenido relacionado o recomendado.

Cada vez las tiendas son más y más personalizadas y ofrecen sugerencias de aplicaciones en función de los gustos del usuario. Los algoritmos de inteligencia artificial cada vez son mejores y son más precisos a la hora de adivinar qué gustos tienes.

Si eres una persona a la cual le gusta jugar mucho en el móvil lo más seguro es que en la pantalla principal de Google Play o App Store veas una gran cantidad de juegos como sugerencias. Mientras que, por otro lado, si eres una persona que le gustan más las aplicaciones de productividad seguramente las sugerencias en tu pantalla principal sean muy muy distintas.

¿Cómo podemos calcular el número de descargas orgánicas?

Como veíamos antes, las descargas orgánicas se producen cuando el usuario nos encuentra por su propia voluntad y no cuando nosotros queremos como en el caso de las descargas incentivadas. Es por esta razón que calcular este tipo de descargas será muy complicado.

Además, en los primeros meses de vida de una aplicación será cuantas menos descargas orgánicas tengamos. Hay que tener en cuenta que seguramente poca gente nos conocerá, que la aplicación no estará aún posicionada en las tiendas y por lo tanto menos usuarios nos encontrarán.

Podríamos decir que a largo plazo la gran mayoría de descargas de una aplicación llegan de forma orgánica. Así que si pudiéramos averiguar cuántas descargas tiene una app similar a la nuestra podría ser una buena referencia.

Para ello tenemos que encontrar una aplicación que se asemeje de alguna forma a nuestra idea. Ya sea buscando una app similar o la de un competidor. El punto clave aquí es elegir una referencia que se acerque a nuestra realidad.

Por ejemplo, si somos una marca de ropa deportiva, no podemos pretender compararnos con una aplicación de Nike porque obviamente los números van a ser mucho más altos de lo que nosotros vamos a poder obtener. Al fin y al cabo se trata de obtener previsiones sin hacernos ilusiones engañándonos a nosotros mismos.

Una forma rápida de saber cuántas descargas puede tener una aplicación móvil es a través de Google Play.

Fuente : Google Play

La tienda de aplicaciones de Android nos muestra de forma pública las descargas totales que ha tenido una aplicación. Sin embargo este número no es concreto y además son el número de descargas que la aplicación ha ido obteniendo a lo largo del tiempo.

Cuanto más tiempo haya estado la aplicación publicada, seguramente mayor sea el número que veamos aquí. Así que este número no nos va a ser de mucha utilidad ya que se ve afectado por muchas variables.

Otra opción mejor es utilizar herramientas como SensorTower o AppAnnie. Ambas webs ofrecen servicios de pago que nos desglosan información muy valiosa de cualquier aplicación tales como el número de descargas, la cantidad de ingresos… Sin embargo son muy costosas.

Ahora bien, ambas plataformas ofrecen parte de estos datos de forma gratuita. Concretamente con SensorTower podemos obtener fácilmente una aproximación de las descargas que una aplicación ha tenido el mes pasado.

Fuente: SensorTower

En este caso he utilizado como referencia la misma aplicación anterior, PocketCast, pero ahora en vez de ver un dato tan generalista como las descargas totales podemos ver las descargas de un mes concreto. Sin duda esto nos puede ser mucho más útil para calcular las descargas que nuestra aplicación podría tener.

Obviamente este dato que ofrece SensorTower no proviene de las tiendas, es decir, que es un dato aproximado que ellos obtienen basándose en datos que tienen de otras aplicaciones. Ahora bien, tengo que decir que mirando los datos reales de aplicaciones a las cuales tengo acceso, el número aproximado que muestra SensorTower no está para nada alejado de la realidad.

Como este número de descargas no diferencia entre descargas orgánicas y descargas incentivadas yo sugeriría que lo rebajáramos un poco. Quizás podríamos asumir que un 80% de las descargas son orgánicas y por lo tanto tendríamos que multiplicarlo por 0.8.

De esta forma, si encontramos que la aplicación que utilizamos como referencia tuvo 10.000 descargas el último mes, podríamos asumir que 8.000 de estas descargas son orgánicas y por lo tanto sería lo que nosotros podríamos llegar a tener.

Si conseguimos acertar con la aplicación con la cual nos estamos comprando, puede ser una buena forma de saber cuántas descargas orgánicas podríamos conseguir a largo plazo con nuestra aplicación. Ahora bien, habría que tener en cuenta que sobre todo al principio estas descargas serían mucho menores. 

Las descargas incentivadas

Por el momento hemos visto cómo averiguar cuántas descargas orgánicas puede conseguir nuestra aplicación. Sin embargo, y como ya hemos comentado anteriormente, tenemos que tener en cuenta que este número de descargas podría llegar a largo plazo, cuando una cierta cantidad de gente ya nos haya descubierto.

Para llegar a ese número de descargas orgánicas antes tendremos que haber hecho un trabajo intenso de promoción. Si no nos damos a conocer, y por lo tanto, no obtenemos un cierto nivel de descargas inicial, nuestra aplicación nunca va a posicionarse bien en las tiendas de aplicaciones.

Así pues, en los primeros meses de vida de nuestra aplicación vamos a tener que recurrir a las descargas incentivadas. Es decir, contarle al mundo que tenemos una aplicación para que así puedan descargarla.

Por lo tanto en lo que queda de artículo vamos a centrarnos en las distintas formas que tenemos de conseguir descargas incentivadas. Además intentaremos calcular cuántos usuarios podríamos llegar a tener en nuestra aplicación mediante este tipo de descargas.

¿Cuántas descargas podemos obtener a través de anuncios de pago?

Existen múltiples canales para anunciar nuestras aplicaciones. En otras palabras, hay muchos lugares en los cuales podemos pagar a cambio de anunciar nuestra aplicación para así tener nuevas descargas.

Podemos ir desde la publicidad más tradicional en periódicos, revistas, radio y televisión hasta el marketing 2.0 en redes como Facebook, Twitter, Google Play o App Store.

Cada medio tiene sus características con sus puntos fuertes y sus puntos débiles. De todas formas esto no es algo en lo que nos tengamos que centrar ahora. Lo importante aquí es entender que cada descarga que consigamos va a tener un coste asociado. Es decir, vamos a pagar por cada usuario que obtengamos.

¿Cuál es el objetivo ahora? Nuestra meta es intentar obtener una respuesta a la siguiente pregunta : ¿Cuántas descargas puedo conseguir si invierto X dinero en una de estas plataformas?

De esta manera, si sabemos cuánto nos va a costar cada descarga y sabemos cuánto estamos dispuestos a invertir podremos saber cuántas descargas incentivadas podemos conseguir mediante anuncios.

Volviendo a nuestra pregunta, temo tener una mala noticia. No existe un coste fijo por descarga. El coste de cada descarga va a depender de múltiples factores.

Para entender porque esta descarga no tiene un coste fijo tenemos que saber cómo funcionan la inmensa mayoría de redes de publicidad, ya sean online u offline.

Nosotros vamos a pagar al anunciante una cantidad X por aparecer ante una cantidad Y de personas. Pagamos por visibilidad pero no por conversión. ¿Qué es la conversión? En nuestro caso, sería el hecho de que una persona vea el anuncio y descargas la aplicación. Resumiendo, podemos pagar para que nos vean pero nadie nos puede asegurar que finalmente descarguen la aplicación.

Para poner un ejemplo imaginemos que decidimos invertir 1000€ en una campaña de anuncios en Adwords, la red de publicidad de Google, para conseguir más descargas para nuestra aplicación. Esta herramienta nos va a permitir ajustar el precio que queremos pagar por cada click que el usuario haga en al anuncio. Pongamos que decidimos pagar 10 céntimos por click.

Este sería un ejemplo de anuncio en Adwords. Cuando alguien busca con ciertas palabras clave aparece el anuncio como primer resultado en el buscador. En el caso de hacer click el usuario será redirigido a Google Play donde verá más detalles sobre la app y tendrá que confirmar la descarga con un segundo click.

Pues bien, en este caso, haciendo un cálculo rápido, unas 10.000 personas harán click y verán nuestra aplicación. Sin embargo, no todas acabarán finalmente descargándola. Imaginémos que solo un 10% lo hacen. Otra vez, haciendo un cálculo rápido, cada descarga nos habrá costado 1€.

¿De qué depende que el usuario descargue finalmente la aplicación? Pues la verdad, de muchísimas variables. Desde el anuncio, el país, la plataforma que utilicemos, la época del año… Podríamos continuar mucho tiempo añadiendo factores que podrían modificar esta conversión.

Basándome en mi experiencia propia, en estas redes de publicidad online el coste por descarga puede ir desde los 0.15€ hasta los 2€. Todo depende del caso.

Fuente: Statista

Si queremos obtener un dato más ajustado, aunque también más generalista, según el portal Statista el coste por instalación de Android está en los 0.44$ mientras que en iOS es bastante superior, concretamente 0.86$. Así que podrías utilizar estos valores para tener una idea aproximada.

De todas formas, y si quieres obtener unos datos más realistas y concretos para tu caso específico, te recomiendo hacer un Smoke Test.

¿Qué es un Smoke Test?

Dado que el coste de cada descarga a través de anuncios de pago puede depender de múltiples factores, y en gran medida, del sector en el cual nos estemos enfocando, una buena manera de obtener datos más concretos sería a través de un Smoke Test.

Un Smoke Test tal y como su nombre indica es una prueba de humo. Básicamente consistiría en anunciar un producto que aún no existe como si realmente existiera.

Existen múltiples formas de hacerlo, pero para nuestro caso concreto lo que nos interesaría saber es cuál sería el coste por descarga para una aplicación determinada, en una plataforma, y región concreta. 

Para ello podríamos, con un presupuesto bajo, crear una campaña de anuncios real en una plataforma como Facebook o Adwords que simule la promoción de nuestra app aunque de momento no esté desarrollada. De esta manera podríamos obtener resultados reales del coste que podría suponer.

Además no tenemos porque desperdiciar totalmente los usuarios que interactúen con nuestro anuncio ya que al fin y al cabo nos va a costar dinero. Lo que podemos hacer es crear una página web muy simple donde se podría informar al usuario de que la aplicación aún está en desarrollo y podríamos añadir un pequeño formulario a través del cual el usuario podría dejar su email para que le avisemos cuando esté lista. 

Siguiendo estos puntos podríamos aprovechar este test de fos formas : en primer lugar para comprobar cuánto podría costar atraer usuarios a través de estos anuncios y, en segundo lugar, para empezar a hacer una promoción antes del lanzamiento. Una vez hayamos lanzado nuestra aplicación podemos ponernos en contacto con ellos y así conseguir las primeras descargas.

¿Cuántos usuarios podemos obtener a través de un público existente?

En el caso de que queramos crear una aplicación para un negocio o proyecto que no empieza desde 0 hay una fuente de usuarios muy importante que debemos tener en cuenta, los clientes o usuarios existentes.

Imaginemos el caso de una web de ecommerce que vende online a través de su web y que está pensando en lanzar una aplicación móvil. En este caso muchos de los usuarios que ya han usado la web estarán seguramente muy interesados en esta nueva aplicación móvil.

De hecho seguramente sean las descargas más fáciles de conseguir. Al fin y al cabo, es una de las leyes básicas del marketing, es mucho más fácil conservar un cliente que conseguir uno nuevo.

Ahora bien, no podemos asumir que todos los clientes o usuarios existentes vayan a descargar la aplicación. Sería un gran error y no haríamos más que engañarnos a nosotros mismos con números falsos.

La palabra conversión, y más concretamente, porcentaje de conversión es clave aquí. Tenemos que asumir que solo una parte de este público existente va a finalmente descargar la app. Tenemos que multiplicar todas esas personas que ya están en contacto con el proyecto o negocio por un porcentaje de conversión para obtener una estimación de cuántas de estas personas podrían finalmente descargar la app.

Una vez más, dar un número concreto aquí es muy complicado. Todo dependerá del proyecto, del medio a través del cual nos conocen, del tipo de app y de un sin fin de variables más. Tenemos que ser nosotros mismos los que tratemos de adivinarlo.

De todas formas, y como preferencia personal, en estos casos siempre me gusta tirar a la baja y no ser muy optimista. 

Como ejemplo podría ponerte mi propia web. Es una web donde cuento quien soy, a qué me dedico, y también tengo un blog donde hablo del desarrollo de aplicaciones móviles.

Bien, esta página tiene un formulario de contacto para que la gente pueda contactar conmigo para preguntarme dudas, proponerme proyectos etc.. Podríamos decir que el hecho de que alguien me contacte es mi conversión.

¿Cuál dirías que es el porcentaje de visitantes diarios que contactan conmigo? La respuesta es tan solo un 2%. Y esto, basándome en mi experiencia y datos que tengo de otros proyectos es algo bastante normal. Para que se vea más claro, este porcentaje quiere decir que de cada 100 personas que visitan mi web únicamente 2 contactan conmigo.

Obviamente cada proyecto y cada caso es un mundo, pero tienes que ser bastante precavido con este número si no quieres encontrarte una mala sorpresa más tarde.

Simplemente tendrías que hacer un cálculo rápido basado en los usuarios que ya tienes para saber cuántas descargas podría conseguir tu app a través de este medio.

¿Cuántos usuarios podemos obtener a través de otros métodos promocionales?

Hasta ahora hemos hablado de descargas que podemos obtener a través del posicionamiento en las tiendas, con publicidad de pago en plataformas como Facebook o Google y finalmente de cuántos usuarios podríamos obtener si ya tenemos un proyecto o negocio existente.

La verdad que estos medios serían suficientes para poder obtener una aproximación inicial de usuarios. Al fin y al cabo si nos enredamos mucho con los números antes de empezar puede ser hasta perjudicial porque nunca acabaríamos.

De todas formas estos no son los únicos métodos por los cuales una aplicación puede conseguir descargas. ¡Ni mucho menos!

Existen múltiples formas de promocionar y obtener nuevas descargas para tu aplicación. Podríamos ir desde colaboraciones con otras empresas, reviews y recomendaciones de terceros, sistemas de afiliados… en fin, el límite está en tu imaginación. 

Como decía, estos tres métodos principales de promoción deberían servirte para poder tener unas estimaciones iniciales.

Tanto si eres un freak de los números y previsiones, como si necesitas estos números para presentar ante posibles colaboradores o inversores, tendrás una buena base para que tus números no sean simplemente números mágicos sino que tengan un cierto rigor y fiabilidad.

Conclusión

Tener una estimación inicial de los usuarios que podríamos conseguir con nuestra app es importante.

Puede servirnos para evaluar si nuestra idea es o no viable. Tanto si lo queremos para nosotros mismos como si lo necesitamos presentar ante posibles colaboradores o inversores.

Las previsiones y estimaciones son siempre complicadas de hacer. Al fin y al cabo se trata de adivinar el futuro y eso es realmente complicado. Un pequeño detalle puede cambiar nuestras previsiones tanto para bien como para mal.

De todos modos hay dos formas de hacer previsiones : basándonos en pura opinática o tratando de justificar los números que colocamos respaldandose en estadísticas y datos.

El objetivo de este artículo ha sido ofrecer un método que nos permita hacer una previsión con el segundo método, usando datos que puedan justificar en cierta manera nuestros números.

Para ello hemos visto cómo podemos calcular las descargas que podemos obtener de forma orgánica, a través de anuncios o a través de un público existente. A través de estos métodos podemos obtener una idea bastante cercana a la realidad de cuántos usuarios podríamos obtener para nuestra futura aplicación.

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.