¿Cómo funcionan las aplicaciones móviles?

Hoy en día casi todo el mundo sabe qué es una aplicación móvil y las utiliza a diario. Whatsapp, Facebook, Instagram, Spotify, Gmail o Youtube son claros ejemplos de ello. Apuesto a que ahora mismo tienes más de una de estas aplicaciones instaladas en tu teléfono móvil.

Sin embargo para adentrarse en el negocio de las aplicaciones móviles tenemos que saber más. ¿Queremos crear una aplicación, no? Pues tenemos que saber qué hay detrás y cómo han llegado a nuestro teléfono móvil. En definitiva, tenemos que saber cómo funcionan las aplicaciones móviles de principio a fin.

¿Qué es una aplicación móvil?

Una aplicación móvil no es más que un pequeño programa que se instala y funciona sobre un dispositivo móvil.

Hoy en día existen muchos tipos de dispositivos móviles. Dentro de esta categoría podríamos englobar móviles, tablets, relojes inteligentes o incluso coches. Sin embargo en este caso vamos a centrarnos principalmente en los dos primeros : móviles y tablets.

De todas formas, tengo que decir que la definición no es del todo exacta. En realidad, las aplicaciones no se instalan en el dispositivo móvil, sino que se instalan en el sistema operativo del móvil. Como veremos esto es muy importante, pero de momento vamos a seguir por los conceptos básicos.

¿Qué es un sistema operativo?

Un sistema operativo es un programa que hace funcionar un dispositivo electrónico. Sí, como puedes ver, las definiciones no van a ser perfectas, extensas e impolutas. Un sistema operativo es mucho más que eso, pero el objetivo aquí es entendernos.

Sin un sistema operativo un móvil no funcionaría. La pantalla, el micrófono, los altavoces, la cámara… todos los componentes de un móvil no harían absolutamente nada sin un sistema operativo que los gobernara.

Precisamente la función del sistema operativo es manejar todos estos chips para que en conjunto hagan algo que tenga sentido y dejen de ser simplemente chips.

Dicho esto, lo que debemos entender es que, cuando se instala una aplicación, se instala en el sistema operativo. Es como añadir una pieza más al programa central.

¿Realmente es importante esto? Esto es súper importante para entender cómo funciona el desarrollo de aplicaciones móviles.

¿Qué sistemas operativos móviles tenemos hoy en día?

A día de hoy tenemos dos grandes sistemas operativos móviles : Android y iOS. Sí que es cierto que existe alguno más, pero únicamente nos vamos a referir a estos dos ya que actualmente tienen una cuota de mercado de más del 99%.

Fuente: https://www.statista.com/statistics/266136/global-market-share-held-by-smartphone-operating-systems/

Android es el sistema operativo de Google. Es un sistema abierto que permite a cualquier fabricante de móviles instalarlo en sus dispositivos. Es decir, el fabricante se encarga de montar y diseñar las piezas físicas de los aparatos y utilizan el sistema Android para hacerlo funcionar.

La gran mayoría de móviles del mercado funcionan con este sistema. Fabricantes como Samsung, Huawei, BQ, Xiaomi, LG o Sony son buenos ejemplos.

De hecho, para simplificarlo más, podríamos decir que todos los fabricantes de móviles utilizan Android como sistema operativo. Todos excepto uno, Apple. Así que esto nos lleva a ver qué es iOS.

iOS es el sistema operativo de Apple. A diferencia de Android, iOS es utilizado únicamente en los productos de la empresa de la manzana. En resumen: iPhones y iPads.

¿Cómo se instalan las aplicaciones móviles?

Las aplicaciones móviles se desarrollan y se publican a través de las llamadas tiendas de aplicaciones. Desde luego el nombre no tiene ningún misterio 🙂

A través de ellas los usuarios pueden acceder a un sin fin de apps que pueden ser instaladas con tan solo tocar un botón.

Cada sistema operativo tiene su propia tienda de aplicaciones. En el caso de Android tenemos Google Play y para iOS tenemos App Store.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes una representación de lo que acabamos de ver. Tenemos los dispositivos que funcionan con un sistema operativo, los sistemas operativos que tienen su tienda de aplicaciones y, finalmente, las aplicaciones que están disponibles a través de las tiendas.

¿Cómo funcionan las tiendas de aplicaciones móviles?

El objetivo principal de estas tiendas es dar acceso a los usuarios a multitud de aplicaciones para su dispositivo móvil. Y realmente el éxito de los smartphones es debido en gran parte a ellas.

Un sistema operativo móvil lleva preinstaladas una serie de apps. El reloj, el calendario y el envío de SMS, no son más que aplicaciones preinstaladas por los fabricantes.

Si un móvil estuviera restringido a tener únicamente esas aplicaciones, no sería ni de buen trozo lo útil que puede llegar a ser hoy en día.

Los fabricantes de los sistemas operativos, que para resumirlo vamos a decir que son Google y Apple, necesitaban una forma de hacer sus móviles más interesantes, más completos. La forma que encontraron fué esta, a través de las tiendas de aplicaciones.

Estas tiendas de apps permiten a cualquier persona o empresa publicar sus propias aplicaciones y hacer que estén disponibles ante millones y millones de personas que utilizan esos sistemas operativos. Es así precisamente como Facebook, Whatsapp, Instagram o la aplicación de tu banco han llegado hasta tu móvil.

Es una relación recíproca donde ambos se necesitan. El fabricante del sistema operativo quiere que su sistema sea atractivo y tenga multitud de opciones de cara al usuario y para ello necesita que las personas desarrollen aplicaciones para su sistema y las publiquen en las tiendas.

Por otro lado, nosotros, como creadores de una app, necesitamos usuarios. Así que publicamos nuestra app en sus tiendas para que automáticamente esté disponible ante millones y millones de personas.

Ahora, gracias a la gran cantidad de aplicaciones que podemos instalar en nuestros dispositivos, nuestros teléfonos móviles son más completos que nunca. Quizás hasta más importantes que nuestro propio ordenador.

¿Pensando en

crear una app?

Soy Diego Laballós y me dedico al desarrollo de aplicaciones móviles para Android y iOS. ¿Hablamos de cómo podría ayudarte?

¿Qué podemos encontrar en las tiendas de aplicaciones móviles?

Las tiendas no son mas que un mercado de apps. Podríamos compararlo a un mercado de fruta. Tú llegas al mercado y tienes distintos puestos donde comprar. Tienes varias paradas y cada parada tiene distintos productos. Podríamos decir que algo similar pasa en el caso de las tiendas de apps.

Las tiendas tienen dos principales objetivos: dar a conocer nuevas apps y facilitar la instalación de las mismas.

Para hacerlo nos ofrecen sugerencias y rankings de aplicaciones que nos puedan interesar. Además también podemos hacer directamente búsquedas de texto como haríamos cuando buscamos algo en el buscador Google.

La tienda nos ofrecerá detalles de las aplicaciones : título, descripción, capturas de pantalla, vídeos y opiniones de los usuarios entre otros detalles. Además también nos dejará descargar la aplicación con tan solo tocar un botón.

¿Qué utilidad tienen las tiendas para los creadores de apps?

¡Toda la utilidad del mundo! Si queremos lanzar una aplicación de forma pública, tendremos que crear una cuenta en estas tiendas y publicar nuestra aplicación.

Como bien hemos hablado, cada sistema operativo tiene su propia tienda de aplicaciones. Así que si queremos que nuestra app esté disponible para Android, tendremos que crear una cuenta de desarrollador en Google Play y publicar nuestra app ahí.

De la misma forma, si queremos que nuestra app esté disponible para iOS, tendremos que crear una cuenta de desarrollador en AppStore y también publicar nuestra aplicación.

La cuenta que tendremos que crear no es una cuenta normal. Es una cuenta de desarrollador.

La gran diferencia con una cuenta normal de usuario es que nosotros tendremos acceso a un panel de control para desarrolladores. Ambas tiendas tienen su propio panel de desarrollador pero al fin y al cabo son exactamente lo mismo.

Este panel es el que nos permitirá manejar nuestra presencia en estas tiendas. A modo de resumen rápido, es donde daremos de alta una app, subiremos el archivo instalable, indicaremos su nombre, su descripción, el icono, las capturas de pantalla… En fin, todo aquello que podemos ver de otras aplicaciones desde el punto de vista de usuario.

Además de esta funcionalidad principal que nos permitirá publicar y actualizar nuestra aplicación, también tenemos una serie de funciones secundarias que son importantes.

Algunos ejemplos de estos extras que podemos encontrar, van desde el acceso a estadísticas de la app, descargas, desinstalaciones o ingresos, hasta el soporte técnico que podemos ofrecer al usuario a través de contestar a sus opiniones.

Creo que ahora mismo el gráfico anterior ha quedado desfasado así que vamos a actualizarlo porque hemos hablado de nuevos conceptos.

Conclusión

En resumen, en primer lugar tenemos los dispositivos móviles que son fabricados por los fabricantes, valga la redundancia. A continuación tenemos los sistemas operativos que hacen funcionar estos dispositivos y que además tienen sus propias tiendas de aplicaciones. Y finalmente, estas tiendas de aplicaciones, son las que por un lado permiten publicar aplicaciones a los creadores y por otro, encontrarlas e instalarlas al resto de usuarios.

Espero que ahora puedas tener una mejor idea de cómo funcionan las aplicaciones móviles 😉

Si te ha resultado útil este artículo puedes hacer que también lo sea para otras personas compartiéndolo en , LinkedIn o .

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo y estaré encantado de poder ayudarte.