Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

26. ¿Por qué no crear apps low-cost?

Si en el episodio anterior veíamos qué podíamos hacer para perder la menor calidad posible en un desarrollo low-cost, hoy vamos a ver por qué no es buena idea llevar a cabo un desarrollo barato.

  • 1. El desarrollo de apps no es barato

    Ya lo he dicho en varios capítulos. La tecnología móvil es algo relativamente nuevo. La arquitectura de una app es más complicada que la de una web. Lo primero que nos tendremos que preguntar si con un presupuesto limitado hacer una app es la única opción que tenemos.

  • 2. Los usuarios móviles son muy exigentes

    Todos somos exigentes con las aplicaciones. A la mínima que una aplicación no funciona bien, hay algún tipo de error, los usuarios dejan comentarios negativas en las tiendas. Estas malas puntuaciones significan llegar a menos usuarios ya que causaremos peor impresión y además las tiendas de aplicaciones nos posicionarán peor. Con un desarrollo low-cost las posibilidades de tener errores o que la calidad no sea la óptima se incrementarán.

  • 3. La comunicación entre programador y cliente es vital

    Muchas veces un desarrollo low-cost significa no compartir el mismo horario o idioma con el programador. Esto, en cierta manera, puede dificultar la comunicación entre cliente y programador y es seguramente una de las cosas vitales para el proyecto.

  • 4. El temido abandono del proyecto

    Un desarrollador low-cost no suele dedicarse plenamente a desarrollar aplicaciones. Lo normal es que se dedique a otras cosas o que esté empezando en el mundo de la programación. Si se le presenta un problema con el proyecto, quizás tiene más tentaciones de dejarlo pasar.

  • 5. Las apps conllevan una relación a largo plazo

    Las aplicaciones conllevan un gran trabajo de mantenimiento una vez publicada. Lo ideal sería también mantener una relación a largo plazo con el mismo programador. Si elegimos un desarrollo low-cost tenemos que ser conscientes que muchas veces no es sostenible a lo largo del tiempo desarrollar aplicaciones a 5€/hora. Seguramente tengamos que cambiar mucho de programador, lo cual dificultará el mantenimiento del proyecto.

  • 6. Un mal desarrollo inicial puede ser un gran peso

    Si desarrollamos nuestra app con un presupuesto limitado, tenemos que pensar que aunque solo lo hagamos para crear una primera versión, quizás necesitemos rehacer la app desde 0. Si un proyecto informático no tiene unos buenos cimientos, tarde o pronto se acabará cayendo.

  • 7. Seguridad, confianza y tranquilidad

    Al fin y al cabo es lo que buscamos cuando encargamos y pagamos por algo. La tranquilidad de saber que el proyecto va a salir hacia delante y bien desarrollado. Con un desarrollo low-cost nunca sabemos lo que puede pasar.

Como siempre para cualquier duda o sugerencia puedes contactar conmigo a través de mi formulario de contacto. También puedes escuchar el podcast y dejar una recomendación a través de iTunes o iVoox. ¡Nos vemos el miércoles que viene a las 8AM!

Compartir