Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

25. Crear apps baratas sin perder calidad

En el episodio de hoy vamos a ver cómo podemos crear aplicaciones baratas perdiendo la menor calidad posible. Vamos a ponernos en el lugar de alguien que, con un bajo presupuesto, quiere encargar el desarrollo de una aplicación móvil.

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que el desarrollo de aplicaciones móviles es algo complejo. El desarrollo de una aplicación de calidad requiere tiempo y dinero. Básicamente por 4 motivos básicos:

  • 1. Es una tecnología relativamente nueva en comparación con otras
  • 2. Existe una gran fragmentación de sistemas, versiones y fabricantes
  • 3. No existen tantas herramientas como en la web que faciliten el desarrollo
  • 4. La programación es compleja y los dispositivos tienen muchas limitaciones

En el caso de que optemos por un desarrollo low-cost a cargo de desarrolladores menos experimentados debemos saber que nos exponemos a un posible fracaso. Sin embargo, vamos a intentar ver una serie de consejos que nos pueden ayudar a reducir este fracaso.

En primer lugar no podemos contratar el desarrollo más barato posible. Ir a plataformas como Freelancer o Upwork, publicar un proyecto y elegir el desarrollo más barato es sinónimo de fracaso asegurado.

El gran problema es que la gran mayoría de veces no sabemos exactamente cuánto costaría nuestra app. Lo que podemos hacer es pedir presupuestos inicialmente a empresas y freelancers de referencia. A partir de aquí podremos obtener un precio orientativo. Ahora podemos ir a las plataformas de freelancers y buscar un presupuesto más económico pero razonable.

Otra opción que tenemos es la de contratar un programador experto únicamente para guiar el proyecto. De esta manera pagaremos las horas de un experto justas y el resto de la programación la puede realizar un programador menos experimentado.

De todas maneras esta opción a veces puede ser complicada. Los programadores expertos prefieren proyectos grandes, donde se pueda dedicar mucho tiempo, antes que proyectos pequeños. Aunque tampoco perdemos mucho tiempo en intentar contactar con algunos de ellos y ver qué nos dicen.

En el caso de que esta opción no fuera posible, podríamos proponer al programador experto que únicamente nos diera una serie de instrucciones iniciales y finales con tal de facilitar el desarrollo al otro programador.

Finalmente, otra solución más sencilla en el caso de que las dos anteriores no funcionen, es hacer ver al programador low-cost, que el código del proyecto va a ser revisado por un experto. Aunque no sea verdad, quizás podemos conseguir que el programador se esfuerce al máximo sabiendo que su código va a ser revisado.

Así que estas son algunas de las opciones que tenemos para intentar reducir el porcentaje de fracaso de un proyecto de programación low-cost. De todas maneras, hay que saber que si queremos desarrollar un proyecto con la máxima calidad posible tenemos que huir de este tipo de desarrollos.

Contratar a un verdadero profesional puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza, perdidas de tiempo y al final dinero. Al fin y al cabo lo barato siempre acaba saliendo caro.

Como siempre sabes que puedes contactar conmigo a través de mi formulario de contacto. También puedes escuchar y recomendar este podcast a través de las plataformas de iTunes o iVoox. ¡Nos escuchamos, como siempre, el miércoles que viene a las 8 AM!

Compartir