Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

22. Aplicación nativa o aplicación híbrida. ¿Cuál elegir?

En el episodio de hoy toca hacerse una gran pregunta. ¿Aplicaciones híbridas o aplicaciones nativas?

Ahora que ya sabemos que hay dos formas principales de desarrollar aplicaciones, tenemos que ver cuál de las dos nos conviene mal. Obviamente cada uno de estos tipos de desarrollo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Antes que nada vamos a recordar que el desarrollo de aplicaciones nativas consiste en crear una aplicación para cada sistema operativo que queramos soportar. En el caso de desarrollar una app nativa para Android y iOS, tendremos en primer lugar que crear un proyecto en Java para Android y en segundo lugar uno en Swift para iOS. Por otro lado, las aplicaciones híbridas hacen uso de las tecnologías web para poder desarrollar un solo proyecto para todos los sistemas operativos.

Visto un breve recordatorio de cada uno de los tipos de desarrollo, vamos a ver en qué se diferencian y en qué puntos son mejores unas u otras.

En primer lugar tenemos el precio y el coste de desarrollo. Aquí las aplicaciones híbridas ganan. Las aplicaciones nativas van a requerir más trabajo y, por lo tanto más coste, porque se tienen que desarrollar varios proyectos. Una aplicación nativa al conllevar el desarrollo de un solo proyecto va a ser más barata y se va a desarrollar en menos tiempo. Una cosa que debemos de tener en cuenta es que si la aplicación va a ir únicamente enfocada a un solo sistema, el coste y el tiempo de desarrollo sería muy semejante en ambos.

En segundo lugar tenemos la potencia, rapidez y fiabilidad de la aplicación. Las aplicaciones nativas, al tratar directamente con el sistema operativo, siempre van a ser más rápidas, potentes y fiables que las aplicaciones híbridas. Esto es un punto muy a tener en cuenta ya que los usuarios lo tienen muy presente. Algunas de las siguientes estadísticas lo demuestran:

En cuanto al mantenimiento y los errores, ambas aplicaciones están en una misma situación. Las aplicaciones nativas por un lado tienen más lineas de código porque tienen varios proyectos. Esto directamente quiere decir que son más propensas a errores. Sin embargo, las aplicaciones híbridas tienen un punto conflictivo. Dependen mucho de la plataforma híbrida sobre la cual se desarrollen. Un error en una aplicación híbrida puede ser más difícil de solucionar que uno en una aplicación nativa.

Por último también hay que tener en cuenta la facilidad de encontrar a profesionales en cada una de las tecnologías. No podemos asumir que la persona que desarrolla inicialmente el proyecto va a estar siempre ahí. Por un motivo o por otro, puede ser que en algún momento ya no esté a cargo del proyecto, con lo cual tenemos que tener siempre un plan B preparado. Pues bien, desarrolladores de app nativas hay muchos y desarrolladores de apps híbridas también. Sin embargo, cuando decidimos buscar un desarrollar de apps híbridas no estamos buscando en realidad esto, sino que estamos buscando un desarrollar de una tecnología en concreto. Esto hace que se reduzcan mucho más las posibilidades de candidatos.

Ahora bien, vistos estos puntos ¿cuál elegimos?. Bueno, como muchas veces la respuesta es depende. En el caso de que desarrolles una app para un solo sistema, elige una app nativa. Si estas desarrollando un primer prototipo para varios sistemas, elige una app híbrida. Finalmente, si quieres crear una app que va a ser la idea central de tu proyecto/negocio, sin duda elige el desarrollo nativo.

Como siempre sabes que puedes escuchas y dejar una recomendación, si te gusta ; ), a través de las plataformas de iTunes y iVoox. También puedes contactar conmigo a través de mi formulario de contacto para cualquier duda, sugerencia o proyecto.

Compartir