Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

¿Qué es el ASO?

¿Qué es el ASO?

ASO es el acrónimo de App Store Optimization. En otras palabras y para que se entienda, ASO es el proceso de mejorar la visibilidad de las aplicaciones móviles en las tiendas como Google Play y App Store.

El objetivo es que cuando un usuario haga una búsqueda en dichas tiendas, tu aplicación salga lo mejor posicionada posible. De esta manera, conseguirás más descargas que, realmente, es el propósito final.

Este proceso de optimización se lleva a cabo, en su mayor parte, en la ficha de la aplicación de Google Play y App Store. La ficha de la aplicación no es más que todo aquello que los usuarios van a ver de tu app en un primer momento: icono, descripción título y capturas de pantalla.

Ficha en Google Play de Netflix

Después de estar desarrollando una aplicación durante algún que otro mes, parece que el rellenar todos estos campos sea un puro trámite. Algo que tenemos que hacer rápido. Cuanto antes tengamos lista la ficha para la tienda, antes estará la aplicación disponible para descargar.

Pues nada más lejos de la realidad, la ficha de la aplicación es un punto demasiado importante como para tomárselo como un mero trámite. Si se le dedica tiempo y se trabaja, se pueden conseguir muy buenos resultados.

Por si no ha quedado claro, este tiempo y este trabajo de la ficha no es más que el ASO.

¿Realmente es importante el ASO?

El mercado de las aplicaciones móviles cada vez es más y más competitivo.Si hace unos años podíamos encontrar una o dos apps para realizar una tarea específica, ahora mismo existen multitud de opciones.

Actualmente Google Play tiene alrededor de 2.500.000 de aplicaciones disponibles
Fuente: Statista

En este gráfico podemos ver el histórico de aplicaciones disponibles en Google Play de 2009 a 2016. Como se puede observar, año a año el número de aplicaciones aumenta considerablemente. Si tuviéramos que hacer una previsión para los siguientes años, seguramente seguiría al alza.

Con toda esta competencia, las tiendas de aplicaciones necesitan establecer un orden. De manera que cuando un usuario busque, por ejemplo, una aplicación de fotografía, se muestren las mejores aplicaciones que encajan con este término.

El ASO, precisamente, nos ayuda a estar mejor posicionados dentro de este orden.

Pero, ¿realmente los usuarios buscan aplicaciones en las tiendas? La respuesta es sí. Los usuarios buscan nuevas aplicaciones en las tiendas. No todas las descargas provienen del boca a boca o las campañas de marketing tradicionales.

El propio Google desveló que las búsquedas en Google Play son más importantes de lo que pensamos. Algunos de los datos que ofrecieron son :

  • El 12% de los usuarios hacen búsquedas diariamente
  • El 50% hacen alguna búsqueda semanalmente
  • Mensualmente se producen más de 6 millones de búsquedas distintas

Con todos estos datos, está claro que las búsquedas son importantes.

¿Qué beneficio me puede aportar el ASO?

El beneficio principal del ASO es mejorar el posicionamiento en estas búsquedas que hacen los usuarios. Sin embargo hay otros beneficios que aporta un buen ASO.

El ASO es una estrategia de marketing más para conseguir descargas. Existen multitud de formas para obtener nuevas descargas para una aplicación : anuncios en Facebook, anuncios en televisión o reseñas en webs y revistas pueden ser algunas de ellas. La gran diferencia es que el ASO es posiblemente la más económica de todas ellas.

Otro beneficio que nos ofrece es disminuir el coste que nos supone una nueva descarga. Imagina que has colocado una aplicación en Google Play y no has dedicado mucho tiempo a colocar una buena ficha. Haces una campaña de marketing en Adwords y tu coste actual por cada descarga es de 1€.

Más tarde, decides optimizar las capturas de pantalla, el icono y la descripción para que sea más atractiva a la descarga. El resultado será que aumentarás el porcentaje de usuarios que llegan a la ficha de Google Play y descargan la aplicación. Ten en cuenta que cuando haces una campaña de marketing para una aplicación móvil, normalmente, pagas por llevar al usuario a la ficha de la aplicación, no por la descarga. Si consigues que este porcentaje de usuarios que sí deciden descargar la aplicación aumente, la consecuencia directa es que estarás pagando menos por cada descarga.

Todos estos beneficios llevan a un circulo vicioso de obtener más descargas, escalar posiciones en los rankings y por lo tanto obtener aún más descargas. Algo deseado por cualquiera que tenga una aplicación móvil.

Vista la importancia y el beneficio de un buen ASO, vamos a ver los espacios en los que podemos actuar.

1. Palabras clave

El primer aspecto y más importante es decidir qué palabras clave son las que definen mejor tu aplicación. Mejor dicho, encontrar las palabras que tus usuarios van a utilizar para encontrar tu producto.

Lo importante aquí es saber cómo te van a buscar tus usuarios. ¿Cómo puedes describir tu aplicación en unas pocas palabras clave? ¿Qué palabras pueden utilizar tus futuros usuarios para encontrarte?

Deberás tener en cuenta también la competencia de estas palabras, cuanto más genéricas sean más dura será la competencia. Tampoco puedes ser muy específico ya que igual corres el riesgo de que nadie vaya a buscar por esas palabras.

Con AppAnnie puedes hacer un seguimiento de las palabras clave

Existen herramientas como AppAnnie que te permiten hacer un seguimiento de tus palabras clave y las posiciones que ocupas en las búsquedas.

2. Título de la aplicación

El título de la app, junto al icono, es lo primero que van a ver tus usuarios. Decidir un nombre no es una tarea sencilla, de todas maneras no deberías utilizar nombres muy complicados, con el fin de hacerlo fácil de recordar.

El texto que utilices para el título de tu aplicación, puede afectar también en el posicionamiento de las búsquedas. Una técnica interesante es incluir junto al nombre de la aplicación algunas de las palabras clave.

Incluir palabras clave en el titulo aumenta un 10,3% los rankings
Fuente: Kissmetrics

Según un estudio de MobileDevHq, las aplicaciones que incluyen palabras clave en el título tienen un 10,3% de incremento en los rankings respecto a las aplicaciones que no las tienen.

Ahora bien, debes tener en cuenta que para poder incluir palabras clave en el título necesitas tener un nombre corto. La longitud de los títulos está limitada tanto en Google Play como en App Store. Si el nombre de tu aplicación es demasiado largo, no podrás incluir estas palabras clave.

3. Descripción

La descripción es el lugar donde puedes explicar con todo tipo de detalle qué hace tu aplicación. Aquí tendrás que intentar utilizar las palabras clave que decidiste al inicio.

Pese a que la longitud de la descripción puede ser muy larga, tienes que tratar de dejar claro en las primeras lineas para qué sirve tu app. Piensa en las últimas aplicaciones que te has descargado, ¿cuántas descripciones de aplicaciones te has leído? ¿cuánto tiempo has dedicado a mirar esas descripciones?

El usuario va a decidir en muy poco tiempo si descarga o no tu aplicación, quizás en 5-10 segundos. No esperes que se lea tu descripción entera, convéncele antes.

4. Icono

El icono sin duda es en lo primero que nos fijamos cuando vemos una aplicación. Un buen icono, bonito y atractivo puede marcar la diferencia entre que el usuario siga buscando o se instale tu aplicación.

Las propias tiendas de aplicaciones ofrecen guías para crear iconos acordes con el sistema operativo. Cuanto más atractivo sea el icono al usuario, más fácil nos será obtener una descarga y por lo tanto más barata.

Una de las técnicas que se pueden emplear para mejorar el icono con el paso del tiempo es el test A/B.

Test a/b de recursos gráficos en Google Play

El propio Google Play nos ofrece una manera super sencilla de hacer este tipo de tests. Simplemente tenemos que colocar nuevos gráficos, indicar el porcentaje de audiencia que queremos que lo vea y esperar a ver los resultados. Si el nuevo icono funciona mejor que el anterior, se cambia definitivamente, de lo contrario, se sigue intentando con un nuevo diseño.

5. Capturas de pantalla

Una imagen vale más que mil palabras. A la hora de describir las características de nuestra aplicación, no hay mejor manera que a través de capturas de pantalla. De una manera sencilla y rápida, el usuario puede hacerse la idea si la aplicación le interesa.

Deberemos cuidar el aspecto de nuestras capturas. Siempre se puede añadir un toque de diseño para que luzcan mejor y eliminar elementos, como por ejemplo, anuncios, que transmiten una sensación de dejadez.

Ejemplo de capturas de pantalla en Google Play

Estas capturas de pantalla peretencen a dos aplicaciones distintas pero que, sin embargo, cumplen la misma funcionalidad. Podemos ver como aplicando un poco de diseño las capturas lucen mucho más.

De todas maneras, aunque retoquemos estas capturas, tienen que representar de forma realista nuestra aplicación. No podemos incluir capturas de pantalla que no reflejen la realidad porque entonces podríamos generar una falsa expectación. Aunque consiguiéramos que el usuario se descargarse la aplicación, cuando la probara y viera que no es lo que había visto, se la desinstalaría inmediatamente.

Si la app está optimizada para tablets, deberemos incluir capturas de pantalla que se muestren sobre estos dispositivos. Las tiendas muestran primero las capturas de pantalla que se corresponden con el dispositivo que el usuario usa en ese momento. De esta manera, el usuario puede hacerse una mejor idea de como verá la aplicación en esa pantalla.

Otro elemento a tener en cuenta es que, tanto Google Play como AppStore, permiten subir un pequeño video de demostración junto a las capturas de pantalla.

6. Localizar la ficha

Debemos tener en mente que las tiendas de aplicaciones son mercados globales. Si publicamos nuestra aplicación a nivel mundial, los usuarios utilizarán idiomas distintos.

Ambas tiendas permiten crear títulos, descripciones y recursos gráficos distintos para cada idioma. De esta manera estaremos consiguiendo dos cosas : competir por las palabras clave de cada idioma y ayudar al usuario a entender mejor nuestra aplicación. Al fin y al cabo, todos entendemos mejor las cosas si nos lo explican en nuestro idioma.

Una de las cosas que deberías evitar es recurrir a servicios como Google Translate para traducir la ficha de tu aplicación. Como seguramente sabrás, las traducciones de este tipo de servicios no es que sean “perfectas” y no ofrecen una buena imagen de tu aplicación.

También hay que tener en cuenta que los rankings de las tiendas de aplicaciones son a nivel de país. Por ejemplo, puedes estar en las primeras posiciones de los rankings de España y sin embargo estar en las últimas posiciones de Estados Unidos. Traducir la ficha para un idioma mejorará los rankings de los países que hablen este idioma.

Localizar la aplicación con traducciones para diferentes idiomas puede ayudar a mejorar la aplicación

El propio Google nos enseña algunos casos de éxito de aplicaciones que han mejorado tras localizar sus aplicaciones. En este caso la aplicación SayHi, incluyendo nuevos idiomas, consiguió aumentar un 120% las instalaciones en países que utilizaban esos nuevos idiomas, aumentar un 20% los ingresos y obtener un 50% más de reseñas en estos idiomas incluidos.

Palabras clave * Optimización de gráficos = Descargas

Resumiendo, podríamos decir que esta es la formula del ASO.

Si utilizamos las palabras clave correctas, conseguiremos aparecer en los resultados del usuario. A partir de ahí, necesitaremos llamar su atención con los recursos gráficos y conseguir que se descargue la aplicación.

El título y la descripción de la aplicación van enfocados a la primera parte de la fórmula, las palabras clave, es decir, que nos encuentren. Por otro lado, el icono, las capturas de pantalla y el video son las cosas que más influirán al usuario para decidir si finalmente se la instala.

Más allá de la ficha de la aplicación

Pese a todos los puntos citados anteriormente, hay otros factores que afectan a la posición de nuestra aplicación en las tiendas. El problema es que estos factores están fuera de nuestro control.

Las descargas, las opiniones y el uso que los usuarios dan a nuestra aplicación son unos de los factores que tienen más peso. Las tiendas de aplicaciones los utilizarán para decidir qué aplicaciones son “buenas” y cuáles no lo son. Al fin y al cabo son unas métricas totalmente fiables. Si una aplicación está teniendo muchas descargas, está recibiendo muy buenas opiniones y los usuarios la están utilizando diariamente, es un indicador claro que esta aplicación es útil.

Pese a que como decía, son un poco incontrolables, aún hay algunas cosas que podemos hacer.

En el caso de las opiniones, por ejemplo, podemos invitar a los usuarios a que nos dejen una opinión. Eso sí, debemos asegurarnos que cuando preguntemos al usuario, su experiencia haya sido buena. No tiene sentido pedirle que deje una opinión la primera vez que entra a la aplicación. En el caso de un juego por ejemplo, un buen momento sería cuando el usuario haya conseguido completar un nivel complicado.

Conclusión

El ASO es una técnica de marketing relativamente sencilla y económica para lo que nos puede aportar. Dedicando un poco de tiempo a pensar en una buena ficha para las tiendas de aplicaciones, podemos conseguir que nuestra aplicación tenga más visibilidad y por lo tanto, conseguir más descargas.

De todas maneras, debemos tener en cuenta que las tiendas de aplicaciones tienen mucha información. Descargas, opiniones, uso que le dan los usuarios… Todos esos factores indican mucho sobre nuestra app. El primer punto de una estrategia ASO es tener una buena aplicación.

De nada valdrá esmerarse en hacer un ASO perfecto si la aplicación es un desastre. Ahora bien, si nuestra aplicación es buena, puede ser de gran ayuda. Aumentar la visibilidad en las búsquedas y optimizar la conversión de usuarios que ven nuestra ficha, a usuarios que finalmente la descargan, son los principales beneficios.

Por último, debemos tener en cuenta que el ASO es un trabajo constante y que lleva tiempo. Los cambios que hagamos, quizás no tengan resultados inmediatos. Estar constantemente experimentando y probando nuevas cosas es la mejor manera de ver qué funciona mejor y qué funciona peor.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda o sugerencia, puedes ponerte en contacto conmigo y estaré encantado de ayudarte en lo que me sea posible.

Compartir