Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

Los 4 principales modelos de negocio de las aplicaciones móviles

Los 4 principales modelos de negocio de las aplicaciones móviles

Ya hace unos cuantos años desde que en 2007 apareció el primer iPhone. Desde ese momento, se podría decir que empezó la revolución de los smartphones que tenemos hoy en día.

Durante estos años, las aplicaciones, han ido añadiendo y cambiando las formas en las que generan ingresos. Son casi 10 años en los que muchas cabezas pensantes han intentado buscar nuevas formas de ganar dinero con las aplicaciones móviles, o dicho de una forma más formal, han ido implementando nuevos modelos de negocio.

Si tienes en mente desarrollar una aplicación, una de las primeras cosas en las que deberías pensar es el modelo de negocio.

Una de las mejores maneras para decidirse por uno, es ver qué modelos existen actualmente y ver cuál es el que se puede adaptar más a tu proyecto.

Actualmente las aplicaciones utilizan modelos de negocio muy variados, pero si simplificamos un poco el tema, podemos categorizar casi todas las apps en 4 grandes modelos de negocio:

1. Freemium

Es uno de los modelos más frecuente en las aplicaciones móviles. Consiste en ofrecer la descarga gratuita con micro-transacciones dentro de la aplicación.

La idea es poder ofrecer la mayoría de las funcionalidades sin ninguna necesidad de pagar. Ahora bien, según qué características, son de pago.

Estas características, que podríamos catalogar como premium, son muy variadas. Desde comprar monedas virtuales en juegos a desbloquear ciertas características que amplían las funciones de la aplicación.

Como decía, hay multitud de ejemplos actualmente, pero por poner un ejemplo concreto, voy a decantarme por Wallapop.

Wallapop utiliza un modelo freemium

Wallapop es una aplicación de compra-venta de productos de segunda mano entre particulares. La descarga es completamente gratuita y puedes utilizarla sin ninguna necesidad de pagar. Podrás subir tus propios productos para vender, ver los productos de otras personas cerca de ti y contactar con ellas para interesarte por un producto. Ahora bien, tienes la opción de promocionar tu producto haciendolo más visible al resto de usuarios durante 24 horas, pero a cambio tendrás que pagar 1,99€.

Otro modelo que podríamos encajar dentro de Freemium, serían las suscripciones. En este caso en vez de hacer el pago una sola vez para acceder a ciertas características, se hace un pago recurrente para disfrutar de cierto contenido. Spotify es un claro ejemplo de ello.

2. Paid

Podríamos decir que este modelo es el de toda la vida, el tradicional. ¿Quieres algo? Paga por ello.

Cuando la persona encuentra la aplicación en la tienda, aparece el precio al lado. Únicamente puede descargársela si paga. Una vez pagada la aplicación, puede disfrutar de todas las características sin necesidad de tener que pagar ningún extra más.

GTA utiliza un modelo de negocio paid para sus juegos móviles

Como ejemplo podríamos poner el juego Grand Theft Auto : San Andreas. Para poder descargarlo y jugarlo, tienes que pagar los 6,99€ que cuesta actualmente. Una vez lo tienes, puedes disfrutar de todo el juego sin necesidad de pagar ningún extra.

3. Paidmium

Partiendo del modelo Paid, surge el modelo Paidmium. Combina el hecho de pagar para descargar la aplicación, con ofrecer a posteriori micro-transacciones dentro.

Minecraft utiliza un modelo padimium para sus aplicaciones

Es un modelo menos común, pero podemos encontrarlo en juegos como Minecraft. Para descargar el juego, necesitamos pagar 6,99€. A partir de ahí podremos jugar con total libertad, pero tendremos la opción de comprar ciertos extras dentro de la aplicación, como por ejemplo, skins para nuestro personaje.

4. In-App Advertising

Junto con el modelo Freemium, uno de los más utilizados. Se trata de ofrecer la aplicación completamente gratis pero incluye publicidad de terceros dentro.

Cuando el usuario interactúe con la publicidad dentro de la aplicación, el creador de la app ingresará dinero.

Este tipo de modelo suele ser muy utilizado por aplicaciones sencillas, ya que es una manera fácil de empezar a monetizar una aplicación. Existen muchas redes publicitarias, como Google Admob, que permiten insertar publicidad dentro de una app en unos pocos pasos.

De todas maneras, contraponiendo lo dicho, existe un ejemplo que es el rey, Facebook.

Seguramente utilizas Facebook casi a diario. ¿Has pagado alguna vez a Facebook por utilizar su servicio? Seguramente, no. Sin embargo, actualmente, es una de las empresas más grandes que existen.

Facebook vive de la publicidad que te muestra. Todos esas publicaciones promocionadas que ves, están puestas por anunciantes que pagan por salir ahí. Así que Facebook utiliza un modelo de In-App Advertising.

Facebook nos muestra anuncios entre las publicaciones

¿Cuál es mejor?

Obviamente, depende.

Depende de muchos factores relativos a cada proyecto.

Los modelos paid y paidmium son bastante arriesgados en un mundo, el de las aplicaciones móviles, en el que parece que todo deba ser gratuito. Pero sobretodo tienen el gran inconveniente que los usuarios no pueden probar la aplicación antes de pagar.

Los modelos In-App Advertising y Freemium han generado la mayor parte del dinero de las tiendas de aplicaciones y lo seguirán haciendo más según las previsiones.

Los modelos de negocio freemium y in-app-adevertising dominan sobre paid y paidmium
Fuente: AppAnnie

En este gráfico de los ingresos por modelo de negocio de AppAnnie, podemos ver como ambos modelos ya dominan actualmente. Además podemos observar una clara tendencia a la alza sobre los modelos paid y paidmium.

Más allá de los típicos modelos de negocio

Estos 4 modelos de negocio son simplemente una manera sencilla de clasificar la multitud de formas de ganar dinero con las aplicaciones móviles.

Se pueden combinar unos modelos con otros, añadir nuevas características y la lista sería interminable.

Por ejemplo, al inicio, con el modelo Freemium, mencionaba a Spotify. Pero si te pones a analizarlo detalladamente, en realidad, sería un modelo freemium combinado con In-App Advertising. Al fin y al cabo, cuando utilizas la aplicación sin una suscripción premium, te aparecen anuncios entre las canciones que escuchas.

También hay que decir, que no todas las aplicaciones móviles están directamente monetizadas.

No todas las aplicaciones están enfocadas a generar ingresos desde las tiendas
Fuente: AppAnnie

En esta encuesta hecha por AppAnnie, preguntaron a diferentes empresas cuáles eran los objetivos de sus aplicaciones móviles.

Como podemos observar, hay objetivos que van más allá de generar ingresos directamente desde la aplicación.

Aproximadamente un 20% de los encuestados respondieron que las aplicaciones tenían objetivos relacionados con el branding y el marketing de la empresa. Para otro 10% su objetivo era extender sus servicios a través del móvil. Finalmente, un 8% de las empresas sondeadas respondieron que las aplicaciones estaban enfocadas a generar transacciones fuera de las tiendas de aplicaciones.

Conclusión

Si miramos los distintos modelos de negocio que utilizan las aplicaciones móviles, podemos englobarlos en estos 4 grandes modelos : Freemium, Paid, Paidmium e In-App Advertising.

Cierto es que muchas aplicaciones utilizan variantes de cada uno de ellos, combinándolos y añadiendo nuevas características, pero siempre tienen su base en uno de estos cuatro.

Si estás pensando en como monetizar tu proyecto, puede ser buena idea mirar qué modelos están utilizando las aplicaciones actuales y sobre todo aquellas que están relacionadas con lo que quieres hacer.

Como siempre, si tienes alguna duda o sugerencia, puedes contactar directamente conmigo a través de mi formulario de contacto.

Compartir