Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

¿Cómo probar una aplicación Android en tu móvil antes de publicarla en Google Play?

Probar una aplicación Android en tu móvil

Antes de publicar una aplicación en Google Play, debemos estar seguros que todo funciona como debería.

En Android tenemos varias formas de probar una aplicación: en nuestro dispositivo, en emuladores, mediante testing en la nube o utilizando alguna herramienta de beta testing.

En este artículo vamos a ver la primera de todas. Vamos a instalar una aplicación que, no está aún en Google Play, en nuestro móvil. Esta es la opción mas fiable para probar una aplicación, pero a la vez la menos útil.

Es la más fiable porque vamos a probar nuestra aplicación en nuestro propio dispositivo, vamos a interactuar nosotros mismos con ella y vamos a poder apreciar cada detalle de lo que pasa.

Por otro lado, no es la más útil ya que es un modo de probar las aplicaciones poco escalable. Ya sabemos que existen cientos y cientos de dispositivos móviles. Si quisiéramos probar nuestra aplicación con este método, necesitaríamos tenerlos todos y probar la aplicación uno a uno. En resumen, misión imposible.

De todas maneras, es el método más simple para probar una app. Android, a diferencia de otros sistemas más cerrados como iOS, nos permite de una forma relativamente sencilla instalar aplicaciones que no provienen de Google Play. Para ello deberemos seguir una serie de pasos que veremos a continuación.

1. Obtener el archivo APK

Cuando instalamos una aplicación desde Google Play, al fin y al cabo, lo que estamos haciendo es descargar el archivo de la aplicación e instalarlo en nuestro móvil. Así que, si no vamos a instalar la app desde Google Play, vamos a necesitar obtener el archivo por otro lado.

Al igual que los programas de Windows tienen una extensión .exe que, indica que son programas ejecutables para el sistema Windows, las aplicaciones de Android tienen una extensión .apk que, indican precisamente esto, que son apps para el sistema de Google.

La extensión apk pertenece a las aplicaciones de Android

Si no somos nosotros los que nos estamos encargando del desarrollo, tendremos que pedir este archivo a las personas que la estén desarrollando. En el caso que estemos programándola nosotros mismos, tendremos que obtener este archivo a través del IDE que estemos utilizando, típicamente Android Studio.

En el caso de Android Studio, obtener el archivo APK de la aplicación es tan sencillo como ir al menú Build -> Build APK. Obviamente, el proyecto no tiene que contener errores ya que esta opción lo que hará es compilar todo nuestro código y generar el archivo ejecutable.

2. Obtener un link hacia nuestra aplicación

Una vez tenemos nuestro archivo APK tenemos que instalarlo en nuestro dispositivo.

Una de las posibles formas sería conectar el móvil al ordenador mediante el cable USB y traspasar la aplicación a la memoria interna o externa. Sin embargo, me parece más adecuado y sencillo distribuir la aplicación a través de un link.

Muchas veces, la persona que está desarrollando la aplicación y la que quiere probarla, están en lugares diferentes u ordenadores diferentes. Si distribuimos la aplicación a través de un link, ambas personas no tienen ni que estar en el mismo lugar, ni conectar el móvil de uno al ordenador de otro.

Hoy en día tenemos muchos servicios en la nube que nos permiten alojar un archivo y compartirlo mediante una url. En este caso, por elección personal, voy a utilizar Google Drive.

Mediante Google Drive podemos obtener fácilmente un link hacia nuestra aplicación

Lo único que tenemos que hacer es subir el archivo a nuestro Drive, obtener un enlace hacia el mismo y listos. Ahora solo queda enviarlo por ejemplo, a través de email a la persona que quiera instalar y probar la aplicación.

3. Activar los orígenes desconocidos

Si ahora mismo abriéramos el link desde nuestro móvil con el fin de instalarla, nos encontraríamos con el siguiente error.

Si no activamos los orígenes desconocidos de Android nos bloqueará la instalación de aplicaciones externas a Google Play

El dispositivo nos pediría que activásemos lo orígenes desconocidos de aplicaciones para poder seguir con la instalación. Pero, ¿qué significa esto de orígenes desconocidos?

Android, por defecto, únicamente nos deja instalar aplicaciones que provengan de Google Play. Se supone, que todas las aplicaciones que están en la tienda de Google, están verificadas y no son malignas para nuestro dispositivo. De esta manera, Android se cura en salud no dejándonos instalar aplicaciones externas a Google Play que no han podido ser comprobadas y podrían dañar el sistema.

Sin embargo, en este caso sí que queremos poder instalar una aplicación externa a Google Play. Estamos seguros de lo que vamos a instalar y por lo tanto tenemos que decirle a Android que nos lo permita.

La forma de hacerlo es mediante esta opción de orígenes desconocidos. Este ajuste nos permite precisamente esto, instalar aplicaciones que provienen de orígenes desconocidos, es decir, desde fuera de Google Play.

Para activarla lo hacemos desde Ajustes->Seguridad->Activar orígenes desconocidos.

Para instalar aplicaciones externas a Google Play debemos activar los orígenes desconocidos

NOTA : Esta opción podría variar dependiendo de la versión de Android. De todas maneras, no tendría que estar muy lejos de los ajustes de seguridad del sistema ; )

4. Instalar y probar

Ahora que ya hemos activado el ajuste para instalar aplicaciones que no provengan de Google Play, ya podemos instalar nuestra aplicación.

Vamos a buscar el link, a través de el email por ejemplo, y lo abrimos. Automáticamente Android detectará que se trata de un archivo de aplicación y nos pedirá confirmación para instalarla. Ahora ya podemos probar la aplicación sin ningún problema.

En el caso de querer actualizarla para probar una nueva versión, necesitaremos seguir los mismos pasos que hemos hecho anteriormente para instalarla por primera vez. Android detectará que ya tenemos la aplicación instalada y simplemente eliminará la anterior e instalará la nueva. En cuanto a la desinstalación, podemos hacerlo como con cualquier otra aplicación.

5. Desactivar los orígenes desconocidos

Por último tenemos que acordarnos que hemos activado la opción de los orígenes desconocidos. En el caso de que el dispositivo no vaya a utilizarse de forma recurrente para probar aplicaciones, sería conveniente desactivarla.

Desactivar los orígenes desconocidos de Android es bueno por seguridad

No es que sea un gran agujero de seguridad tener esta opción instalada. No van a empezar a entrar aplicaciones maliciosas por arte de magia. Lo que sí es cierto, es que hay más posibilidades de que pase.

Con esta opción activada, pueden instalarse aplicaciones desde páginas web por ejemplo. Sí que el teléfono nos seguirá pidiendo una confirmación para instalarlas, pero en un pequeño despiste podemos aceptar sin quererlo e instalar alguna aplicación maligna. Teniendo esta opción desactivada nos aseguramos que aún teniendo un despiste las aplicaciones externas a Google Play no van a ser instaladas.

Conclusión

Uno de los métodos más fiables y sencillos de probar una aplicación de Android antes de lanzarla en Google Play es probarla en nuestro propio dispositivo. Aunque no sea una opción que nos asegure el funcionamiento en gran cantidad de dispositivos, podemos ver de una forma simple como va evolucionando la app.

Simplemente tendremos que obtener el archivo APK, obtener un link hacia él, activar los orígenes desconocidos de Android e instalar. Por último, si no vamos a seguir probando aplicaciones en el dispositivo, sería conveniente volver a desactivar la opción de orígenes desconocidos por seguridad.

En siguientes artículos veremos otras formas de probar una aplicación móvil para Android. Por el momento espero que esta forma de probar tu aplicación te haya podido ser útil. Como siempre para cualquier duda o sugerencia, puedes contactar conmigo a través de mi formulario de contacto y estaré encantado de poder ayudarte.

Compartir