Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

¿Cómo mejorar la tasa de registro de una app?

Pantallas de login de aplicaciones

Sí, las aplicaciones móviles han cambiado la forma en la que se consumen el software. Cuando descargamos un programa en nuestro ordenador, normalmente es porque lo vamos a utilizar, pero con las aplicaciones móviles no es así. La mayor parte de las veces descargamos aplicaciones por descargar, por probarlas, por descubrirlas.

Los usuarios de móviles descargan una media de 8,8 aplicaciones al mes. Pero según Google, el 26% de las aplicaciones son utilizadas sólo una vez. Es decir, instalamos una app, la probamos y la desinstalamos o nunca la volvemos a abrir.

Pero espera, no queda ahí la cosa, un 25% de las aplicaciones descargadas no se llegan a utilizar ni una sola vez. Sí, las descargamos pero no las llegamos a utilizar. Dicho esto, podemos ver que los usuarios móviles son difíciles de seducir.

Uno de los primeros objetivos que tendremos que conseguir en nuestra aplicación, será el registro. Seguramente será uno de los primeros pasos en nuestro funnel de conversión. Necesitaremos identificar al usuario, para que pueda utilizar las estupendas funcionalidades que le esperan.

Aunque pueda parecer algo sencillo, no lo es del todo. Aquí van 5 consejos para conseguir mejorar la tasa de registro en una aplicación móvil.

1. Pedir únicamente la información necesaria

Cuantos más campos pidamos en el registro, más probable será que el usuario se canse de rellenarlos. Es de vital importancia pedir únicamente los campos que realmente necesitamos.

La mayoría de aplicaciones sólo necesitan realmente 3 o 4 campos. Nombre para poder dirijirnos a la persona, email para comunicarnos, nombre de usuario y contraseña. Es más, el nombre de usuario nos sobra. Podemos hacer que el nombre de usuario sea el propio email. De esta manera prescindiremos de un campo haciendo que sea más fácil completar el registro y además el usuario no tendrá problemas para recordar su usuario ya que será su propio email.

Imagescape redució sus campos del formulario de contacto aumentando un 120% la tasa de conversión
Fuente: QuickSprout

En este caso de estudio de la web Imagescape cuentan como reduciendo el número de campos de un formulario de 11 a 4, consiguieron aumentar la tasa de conversión en un 120%.

El caso anterior es de una web. La mayoría de las veces ese formulario se rellenaba con un ordenador, es decir, con su teclado, su ratón y su pantalla bien grande. Imagina si lo trasladamos a los móviles. Pantallas más pequeñas, teclados táctiles de tamaño reducido… Lo más probable es que el mismo estudio para una aplicación duplicará esa tasa.

El gráfico que viene a continuación es de la empresa AppSee, que analizó el proceso de registro de 100 aplicaciones distintas.

El tiempo de registro en una aplicación móvil es de unos 36 segundos
Fuente: AppSee

Como se puede ver, la media de tiempo que pasó un usuario para registrarse fue de 36 segundos y la media de campos a rellenar era de 3.8. Así que es una buena métrica para saber si actualmente estás en el buen camino. Tus usuarios tendrían que poder registrarse en menos de 40 segundos y rellenar no más de 4 campos.

Así que puedes dejar de lado campos como el cumpleaños, el sexo, cómo te han conocido y derivados. Eso sí, si son estrictamente necesarios para el funcionamiento de tu aplicación, tendrás que hacerles un hueco. Si no quieres dejar de recolectar toda esa información por temas de marketing, entonces quizás te interesará el siguiente punto, el login social.

2. Login social

El login a través de redes sociales es simplemente genial. Es una situación win-win para ambos. Por un lado, el usuario podrá registrarse en la aplicación con tan solo tocar un botón de la red social que elija y no solo eso, además tendrá su perfil completo desde el primer momento; nombre, apellidos, usuario, contraseña, foto de perfil… todo ello quedará automáticamente importado. Por otro lado, tu no necesitarás hacer que rellene campos en un formulario para obtener esa información.

Además de las ventajas principales, también existen otras secundarias. Cuando el usuario se registra a través de una red social, sabes que ese email ya está verificado con lo cual te ahorras el típico mail de confirmación. De la misma manera, el usuario no necesitará recordar sus credenciales de usuario y contraseña, ya que realmente no las tendrá. En el momento que quiera entrar con otro dispositivo, volverá a tocar el botón de la red social y listos. Por último, a nivel de desarrollo, es más sencillo de implementar un login a través de redes sociales que un login a través de usuario y contraseña. Aunque como veremos ahora, quizás sea buena idea mantener ambos tipos de registro.

Con todas estas ventajas, es de esperar que añadir el login social a nuestra aplicación pueda aumentar la tasa de registro. Personalmente, siempre prefiero el registro por redes sociales a rellenar cualquier tipo de formulario y sobre todo en el móvil. Sin embargo, si consultamos el estudio de AppSee al cual me refería antes, encontramos lo siguiente.

Los usuarios de aplicaciones móviles siguen prefiriendo el login con email
Fuente: AppSee

Encontramos que el 56,5% de los usuarios seguían prefiriendo el registro a través de email, es decir, rellenando un formulario. Posiblemente esto se deba al temor a registrarse con las redes sociales y que la aplicación pueda hacer algo indebido con ellas. No estaría de más aclarar al usuario para qué se va a utilizar y para qué no el registro con la red social. De todas maneras, la conclusión es clara, si queremos aumentar la tasa de registro tenemos que mantener las dos opciones.

3. Pantalla de registro simple y limpia

Si el registro es una de las pantallas más importantes de nuestra aplicación, tenemos que dejar de una manera clara y simple la acción que se va a llevar a cabo ahí. Destacar bien los botones de registro y evitar al máximo contenido que no sea relevante.

Por ejemplo, ya que hablábamos anteriormente del login social, un error sería incluir demasiadas redes sociales como opción. Típicamente se elige entre una o máximo dos redes sociales. Así que tendrás que buscar la red social que mejor se adapte a tu aplicación y te deberás preguntar en qué red social está tu público objetivo. Para ello vamos a ver algunos gráficos del estudio de preferencias de registro por red social de Janrain.

Facebook es la red social de preferencia para el login social en aplicaciones de juegos y entretenimiento
Fuente: Janrain

En este primer gráfico vemos las preferencias de registro en aplicaciones y webs de juegos y entretenimiento. Como se puede ver Facebook domina por encima del resto con gran ventaja. Al fin y al cabo es la red social de referencia.

Linkedin es la red social de preferencia para el login en aplicaciones b2b
Fuente: Janrain

El panorama cambia un poco si nos vamos a ver las preferencias en aplicaciones o webs B2B (business to business). Facebook se mantiene arriba pero perdiendo bastante margen de diferencia y aparecen Google y Linkedin. La verdad que tiene todo el sentido del mundo teniendo en cuenta que son redes más relacionadas con el mundo de los negocios.

4. Busca el momento adecuado

Cuando quieres que un usuario se registre en tu aplicación, al fin y al cabo le estas pidiendo algo, le estas pidiendo sus datos. ¿Qué mejor manera para conseguir que te den algo que dando algo tú a cambio?

Sí, para conseguir que un usuario se registre tienes que intentar darle algo a cambio o generarle cierta expectación de lo que va a obtener. Una mala practica sería, que el usuario abriera la aplicación y se le presentará una pantalla de registro obligatorio tal cual, sin explicar nada. Sobre todo en el caso de que tu aplicación no sea mundialmente conocida y el usuario tenga dudas si le va a servir o no.

Para ello existen básicamente dos estrategias que vamos a ver con dos ejemplos:

El primero es el proceso de registro de la aplicación MyTaxi para iOS, una aplicación para pedir y pagar taxis desde el móvil. Cuando abrimos la aplicación por primera vez se nos presenta una pantalla con los botones para poder registrarnos en la parte de abajo. La parte de arriba la aprovechan para colocar unos slides que podemos ir pasando para ver qué hace esa app y en qué nos puede ayudar. Es uno de los registros mas comunes en las aplicaciones móviles.

Proceso de registro de la aplicación MyTaxi explicando las ventajas que obtendremos.

En este caso MyTaxi nos explica cómo funciona la app y todas las ventajas que podremos disfrutar. De esta manera nos explica todo lo que vamos a obtener si nos registramos. Una buena manera de explicarle al usuario por qué debe registrarse.

Como segundo ejemplo tenemos Wallapop para iOS, una aplicación de compra y venta de productos de segunda mano entre particulares. La estrategia de registro es diferente.

El proceso de registro de Wallapop hace probar al usuario la aplicación antes de pedirle los datos.

En este caso cuando entras a Wallapop por primera vez, vas directamente a la aplicación en sí. Empiezas a ver productos que están cerca tuyo. Puedes ir mirando, ver los detalles del producto y buscar en otra localización. Pero en el momento que te interesa un producto y vas a hablar por chat a la persona para preguntar cualquier cosa… ¡pam!, regístrate para poder hablar con la persona. Ese es el momento perfecto para pedir el registro, cuando la persona ya ha probado la aplicación, ha mostrado interés y está justificado que necesite crear una cuenta para completar la acción. En este caso para hablar por chat con otro usuario.

5. Prueba, prueba y sigue probando

Ya vistos los puntos anteriores, queda el más importante. Probar, probar y seguir probando. Lo que puede valer para una aplicación puede no valer para otra. Así que lo mejor es ir probando variantes en la forma de registrarse mediante test A/B para ir mejorando la tasa de registro.

Diferentes versiones de una pantalla de login
Fuente: Auth0

Un buen ejemplo de test A/B podría ser estas variantes que proponen en un artículo de Auth0. Una parte de los usuarios verían la primera versión, otra parte la segunda y los restantes la tercera. Después de un tiempo de funcionamiento y cuando hayan los suficientes datos para extraer conclusiones, se analizaría el resultado. La opción ganadora sería la que tiene la mayor tasa de registro.

Y podemos ir más allá. A través de la variación ganadora podemos crear otras tres opciones que varíen otros detalles dentro de la misma. Por ejemplo, el color de un botón, el tamaño o las palabras que tiene, pueden llevar a variar la tasa de conversión más de lo que podrías imaginar.

Conclusión

Concluyendo ya, el registro es, muchas veces, una de las partes más importantes de cualquier aplicación. Es el primer paso hacia una conversión final. Así que es de vital importancia intentar maximizar esa tasa y conseguir la mínima fricción en el registro.

En este artículo hemos visto algunas de las mejores prácticas para conseguirlo. La reducción de campos a rellenar, el login social, una pantalla de registro simple y buscar el momento adecuado son buenos ejemplos de ello. Pero sobre todo el probar cosas nuevas. Lo que a una persona le puede parecer una idea genial, no tiene por que resultarlo para el resto. Jugar con las palabras, los colores o los tamaños son cambios rápidos que pueden marcar una gran diferencia.

Como ya sabes, si tienes cualquier duda o sugerencia para el artículo o cualquier otra tema de aplicaciones móviles, puedes ponerte en contacto conmigo a través de este formulario.

Compartir