Diego Laballós

Desarrollador de aplicaciones Android

Aplicación gratuita o aplicación de pago. ¿Cuál elegir?

Aplicación gratuita o aplicación de pago

Todo en el mundo digital cambia rápidamente. Programas de ordenador, webs, aplicaciones, ninguno se salva.

La forma en la que se monetizan los distintos productos digitales es uno de los aspectos que se ha visto afectado por este constante cambio. Si recordamos unos años atrás, lo más normal a la hora de utilizar cualquier software era pagar por él. ¿Quieres tener este antivirus? Paga para tenerlo un año.

Sin embargo, con el paso del tiempo, las cosas han ido cambiando. Quizás es que, como dicen, la competencia agudiza el ingenio. Cuantos más competidores tienes, más debes pensar, y en el mundo digital, la competencia es muy grande.

Podríamos decir que hemos pasado de pagar por el producto antes de utilizarlo, a ofrecer una prueba gratuita limitada. De este manera el usuario podía probar durante X días un producto antes de comprarlo, pasados estos días, estaba obligado a comprar. Después llegamos al, “utiliza el producto gratuitamente y paga si quieres por algunas cosas extra”.

NOTA: No es que hayamos descartado los modelos anteriores. Siguen existiendo, es decir, los tres modelos no conviven.

Esto nos ha llevado a que hoy en día tenemos básicamente dos opciones para ofrecer nuestra aplicación: con descarga gratuita o con descarga de pago. Pero, ¿cuál es mejor?

En este artículo vamos a ver qué ventajas e inconvenientes tienen cada uno de estos modelos e intentar llegar a una conclusión de cuál es mejor.

La descarga de pago

Aplicación de pago

Podríamos decir que la descarga de pago es el modelo de toda la vida. Cuando el usuario ve nuestra aplicación en las tiendas, tiene la opción de descargarla a un precio determinado.

Normalmente, el usuario no tendrá que volver a pagar más por utilizar la aplicación, únicamente habrá un solo pago, la descarga inicial. Digo normalmente, porque hace poco ha empezado a surgir otro modelo de monetización, el modelo paidmium. El usuario paga por la descarga inicial y además tiene la opción de pagar por otros extras dentro de la aplicación.

Ventajas de la descarga de pago

Ofrecer una aplicación con la descarga de pago tiene una gran ventaja. Se obtiene una mayor media de ingresos por usuario, ya que todos los usuarios pagan.

La media de ingresos por usuario es mayor si la aplicación tiene una descarga de pago
Fuente: Distimo

Como podemos ver en este gráfico, la media de ingresos por usuario es mayor cuando se ofrece la aplicación con una descarga de pago. Tanto el modelo Paid como el Paid with IAP (el modelo paidmium comentado antes), tienen una media de más de 2$ por usuario. Por el otro lado, las aplicaciones que ofrecen la descarga gratuita, tienen una media inferior a 1$.

Otra de las ventajas que puede tener ofrecer la descarga de pago es el ofrecer una experiencia de usuario plena. En el caso de las aplicaciones gratuitas, típicamente se suele recortar la experiencia de usuario. Obviamente, es lo que tiene una descarga gratuita. Ya sea para monetizar la aplicación mediante funciones premium que, quedan bloqueadas si no se paga, o por mostrar anuncios de terceros.

Inconvenientes de la descarga de pago

El gran inconveniente de la descarga de pago es la barrera de entrada de tener que pagar antes de probar la aplicación.

Como usuarios de aplicaciones móviles, estamos muy acostumbrados a descargar gratuitamente, probar y luego decidir si pagamos o no por algo. El hecho de tener que pagar antes de probar el producto supone un gran obstáculo para que finalmente lo descarguemos.

A todo y esto, si contamos que el usuario, seguramente, tiene otras opciones con descarga gratuita, aún hace más difícil que se decante por pagar por la descarga.

La descarga gratuita

Aplicación gratuita

El modelo de descarga gratuita no quiere decir, ni mucho menos, que la aplicación renuncie a sus ingresos.

Típicamente la descarga gratuita va asociada al llamado modelo freemium. Se trata de dejar descargar la aplicación al usuario, probarla e intentar que el usuario pague por ciertas características extra. Hay muchas formas de monetizar un usuario que obtiene una aplicación gratuitamente y ese es posiblemente el reto más grande de esta modalidad.

Ventajas de la descarga gratuita

La principal ventaja está clara, se obtienen muchísimas más descargas al poder obtenerse la aplicación sin ningún coste.

Las aplicaciones gratuitas obtienen más descargas

En esta imagen podemos ver una comparación entre las aplicaciones situadas en la primera posición de dos rankings en Google Play: el top apps gratis y el top apps de pago.

Como podemos ver, ambas aplicaciones tienen entre 1 y 5 millones de descargas. Ahora bien, fijémonos en la fecha que se sacaron al mercado. Tigerball, la gratuita, salió a principios de 2016 y Poweramp, la de pago, salió a finales de 2010. Pese a que la app de pago solo cuesta 10 céntimos, ha necesitado unos 5 años en alcanzar este número de descargas, mientras que la aplicación gratuita no ha llegado al año.

De esta manera, usuarios que posiblemente no hubieran descargado nuestra aplicación si fuera de pago, pueden probarla sin ningún compromiso. En el caso de que les guste, pueden pagar por alguna característica extra.

Por el otro lado, habrán usuarios que nunca paguen por la aplicación y utilicen solo la versión gratuita. Aunque a primera vista pueda parecer que estos usuarios no aporten nada y sean un inconveniente, realmente no es así.

Piensa que este tipo de personas, nunca hubieran descargado tu aplicación si la descarga fuera de pago. Sin embargo, al darles acceso a través de la descarga gratuita, muchos de ellos, estarán actuando como promotores de tu aplicación. Seguramente alguno de ellos hablará de tu aplicación a un conocido o ya, por el simple hecho de sumar una descarga, te ayudarán a posicionarte en los rankings de las tiendas.

Inconvenientes de la descarga gratuita

El gran inconveniente es, como comentaba al inicio, buscar la forma ideal de monetizar los usuarios. Encontrar ese modelo que más encaje con la aplicación y que consiga convencer a los usuarios de que merece la pena pagar.

Con la descarga gratuita, se puede correr el riesgo de, pese a tener muchas descargas, no conseguir que los usuarios gasten dinero.

La conversión de las micro transacciones está alrededor de un 5%
Fuente: AppAnnie

De todas maneras, y por muchos esfuerzos que pongamos en monetizar a todos los usuarios, debemos de tener en cuenta que la gran mayoría de gente nunca pagará. Según esta encuesta de AppAnnie, lo normal sería que solo gastaran dinero menos de un 5% de los usuarios.

Proporción actual

Si miras tu propio smartphone o tablet, seguramente ya tendrás una idea clara. En mi caso personal, actualmente tengo unas 40 aplicaciones instaladas. De todas ellas, tan solo una tenía la descarga de pago.

Cada vez las descargas de las tiendas de aplicaciones tienden más a ser de aplicaciones gratuitas
Fuente: Statista

Este gráfico de Statista muestran las previsiones de descargas totales en las tiendas de aplicaciones gratuitas y aplicaciones de pago. Como se puede ver, la tendencia más clara que se observa, es que cada vez se descargan más aplicaciones. Tanto descargas gratuitas como descargas de pago aumentan año tras año. Ahora bien, las descargas gratuitas crecen a un ritmo muchísimo más grande que las descargas de pago.

Está claro, cada vez las aplicaciones tienden a tener la descarga gratuita. Sin embargo, aunque nos da una idea general de lo que están haciendo los distintos desarrolladores, no nos acaba de dar cifras interesantes en cuanto a la rentabilidad de la descarga gratuita. Así que, en el siguiente punto vamos a intentar indagar más en esto.

¿Es más rentable la descarga gratuita?

Ante todo, hay que decir que no hay un mejor modelo para todas las aplicaciones. Ahora bien, si miramos los datos a nivel general, las aplicaciones con descarga gratuita ofrecen mejores resultados que las aplicaciones de pago.

La mayoría de los ingresos de las aplicaciones móviles provienen de las aplicaciones con descarga gratuita
Fuente: Statista

En este gráfico podemos ver los diferentes porcentajes de ingresos para la App Store en 2013 dividido por categorías. Como se puede apreciar, la barra azul claro, perteneciente a las aplicaciones gratuitas, predomina en la mayoría de categorías. Es interesante ver también, como hay algunas categorías donde la descarga de pago tiene un porcentaje considerable. Por ejemplo, las aplicaciones de navegación.

La gente gasta más dinero en micro transacciones dentro de las aplicaciones que en descargas de pago
Fuente: Gartner

Ahora vemos un estudio interesante hecho por Gartner. Preguntaron a 1536 personas cuánto habían gastado en aplicaciones móviles durante los últimos 3 meses y de qué manera lo habían hecho.

El resultado muestra que, los usuarios encuestados gastaron 7,40$ en aplicaciones con descarga de pago y 9,20$ en pagos de extras en aplicaciones de descarga gratuita. Es curioso ver como, aunque la mayoría de usuarios que gastaron menos de 5$, lo hicieron en apps con descarga de pago, pero a medida que aumenta la cantidad gastada, cambian las cosas. De esta manera, la media de gasto es mayor en aplicaciones con descarga gratuita que en las que tiene descarga de pago.

A parte de estos datos, también te invito a visitar el ranking de las aplicaciones que generan más ingresos de la App Store. Consulta las aplicaciones que tienen descarga de pago y las que tienen descarga gratuita.

SPOILER: Seguramente entre las 50 primeras aplicaciones no hayan más de 5 que tengan descarga de pago. Digo seguramente, porque el link que he colocado se actualiza cada día, pero aún así, apostaría a que estoy en lo cierto.

Conclusión

Las aplicaciones con descarga gratuita tienen la gran ventaja de estar abiertas a todo el mundo. No hay ninguna barrera de entrada para que el usuario pueda probarla sin compromiso. De esta manera, se consiguen muchísimas más descargas y más visibilidad ante futuros usuarios.

Este punto fuerte de las aplicaciones con descarga gratuita, es el punto débil de las aplicaciones de pago. Al existir tal competencia y tantas alternativas gratuitas, a veces es difícil convencer al usuario que pague antes de probar la aplicación.

Sin embargo, no todo son puntos a favor de las aplicaciones gratuitas y puntos en contra para las de pago. Las aplicaciones que colocan la descarga de pago tienen la gran ventaja de que ya están monetizando todos sus usuarios. Por el otro lado, las aplicaciones que se pueden obtener de forma gratuita, tienen el gran reto de monetizar sus usuarios. Tarea que no es sencilla.

Está claro hacia dónde se mueve la industria y qué tipos de aplicaciones generan más ingresos a nivel global. De todas maneras, es necesario estudiar la situación de cada aplicación y ver cuál sería la mejor opción.

Compartir